***

***

domingo, 27 de febrero de 2011

LAS MUJERES AMA EN JAPÓN, AUTÉNTICAS SIRENAS

Aún hoy en día existen en el Pacífico Occidental mujeres buzo dedicadas a la recolección de moluscos, algas, esponjas de mar y sobre todo de perlas, que emplean métodos muy similares al de hace 2000 años. Se tratan de mujeres Japonesas conocidas como "Amas". En Corea también existen mujeres que se dedican a hacer estas labores y allí se les conoce como "Haenyo". Estas mujeres son capaces de sumergirse más de 20 metros de profundidad en apnea (a pulmón), permaneciendo a esta profundidad el tiempo suficiente para obtener una buena recolecta. Se calcula que en una hora de inmersiones de tiran 30 minutos en el fondo, 15 minutos los emplean entre subida-bajadas y los otros 15 minutos los dedican para descansar en el flotador. Los equipos utilizados son bastante rudimentarios hoy día utilizan trajes de neopreno (bucean en aguas de 10º C) y se protegen el cuerpo con telas ajustadas de color blanco, rara vez utilizan aletas. Llevan en la mano una especie de espátula o pincho con la que despegan los moluscos de las rocas.
El Oficio se transmite de madres a hijas quienes empiezan a practicarlo a los 13 años de edad aproximadamente. En esta etapa empiezan a trabajar a una profundidad de 3 a 5 metros de profundidad y practican durante unas 3 horas diarias. Sólo cuentan con un flotador con forma de tonel aunque eso en la actualidad ha cambiado, flotadores más resistentes, menos pesados donde colocan lo recolectado además de descansar entre sus inmersiones. Las "Amas" suelen realizar este oficio hasta edades muy avanzadas 65-70 años y se considera que están en su mejor momento a los 50 años. Se han visto “Amas” buceando en avanzado estado de gestación e incluso con un bebe recién nacido dejándolo en la embarcación al cuidado de “Amas” mayores. Las pocas “Amas” existentes se encuentran en Ago en el extremo sur del Parque Nacional de Ise Shima en la provincia de Míe (Japón) y la menor de ellas tiene 50 años.
Hoy en día las hijas de las Amas no se ven atraídas por esta legendaria tradición de flotar durante horas en el mar. Se espera que pronto, en poco tiempo la última “Ama” deje el mar quedando como único testimonio las milenarias pinturas que las muestran altivas y desafiantes. Duras como las placas de bivalvos en busca de una perla, esa perla que cambiara por siempre el destino de su familia.


11:02







"AMA": LAS MUJERES BUCEADORAS.

Es fascinante ver como estas mujeres, algunas incluso embarazadas, se sumergen a una gran profundidad con escasos medios y unas condiciones poco favorables para lo que este tipo de actividad requiere. Me parece increíble que esta actividad lleve realizándose desde hace tanto tiempo y que no se le haya prestado la atención que, desde mi punto de vista, merece. Por eso, y por otros motivos, he realizado este pequeño trabajo informativo para la asignatura de Antropología.
Realmente no he encontrado una gran cantidad de información sobre el tema, ya que como he comentado, popularmente no es que sea muy conocido (lo cual no significa que no sea interesante). Tampoco he encontrado mucho material audiovisual de fácil acceso, pero a pesar de estos inconvenientes, creo que lo que muestro a continuación puede resultarles interesante.

Todavía hoy, en el Pacifico Occidental, existen mujeres buzo que se dedican a la recolección de perlas. Se trata de mujeres Japonesas conocidas como "Ama" en Corea también existen mujeres que se dedican a hacer estas labores, allí se les conoce como "Haenyo".
Estas mujeres son capaces de sumergirse hasta más de 15 metros de profundidad en apnea, permaneciendo a esta profundidad el tiempo suficiente para obtener una buena recolecta. Se calcula que en una hora de inmersión pasan 30 minutos en el fondo, 15 minutos empleados en las subidas y bajadas, y otros 15 minutos descansando.
Esta actividad empiezan a realizarla a los 13 años de edad. En esta etapa comienzan trabajando a una profundidad de 3 a 5 metros durante unas 3 horas diarias. Solo cuentan con un flotador en forma de tonel donde colocan lo recolectado y descansan entre sus inmersiones. Esta etapa se llama "Cachido".
Al cumplir los 30 años ya se les considera experimentadas y capacitadas para descender a más de 20 metros y se les llama "Funado". En esta etapa pasan a trabajar dependiendo de una embarcación, y normalmente van acompañadas por algún familiar de género masculino.
Para descender, usan bolsas con piedras que tienen un peso aproximado de 10 kilos, junto a una cuerda que va unida a la cintura y conecta con la embarcación. Cuando la Funado tira de la cuerda está dando la señal de que su bolsa de recolección ya está llena, para que pueda ser izada, soltar lo recolectado y volver a sumergirse.
Los equipos utilizados son bastante básicos. No llevan trajes de neopreno adecuados (o simplemente no llevan) y las aletas son extremadamente rudimentarias.
Las "Ama" suelen realizar este oficio hasta edades muy avanzadas 65-70 años y se considera que su mejor momento es a los 50 años. Se han visto Amas buceando en avanzado estado de gestación e incluso con un bebe recién nacido, dejándolo en la embarcación al cuidado de Amas mayores.
Si desean saber más, a continuación dejo el enlace de donde he sacado esta información, junto al Nº 24 de la revista Acusub (en PDF) donde podemos encontrar un interesante y extenso reportaje sobre el tema.
Japotaku Sabadell : Las Buceadoras Japonesas


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...