***

***

domingo, 31 de octubre de 2010

Encuentro con el capitán Haddock !!

Hoy en el patio de la Misericòrdia en la "Fireta de llibres i tebeos vells" de Palma de Mallorca que organiza cada año "Norma Còmics" el autor de este blog se ha encontrado con el auténtico Capitán Haddok !! Hemos compartido unas copas de Loch Lommond y unas buenas pipas...

También he dedicado ejemplares de la revista de bibliofília Hibris que contenía un artículo mío (Tintín ¿fascista?). Se han vendido todos en menos de 5 minutos a "tintinaries" catalanes.

Una mañana entretenida amenizada por las actividades que han llevado a cabo la Associació de tintinaries 1001 de Catalunya .

A destacar la interesante conferen
cia sobre Tintín que ha dado David Baker, tintinólogo desde los siete años !! Con el que he podido departir y aprender datos que desconocía.

Muy simpática la comparsa de "Alegres Mirmidones" y las personas que han tenido el humor y la paciencia de caracterizarse de personajes de Hergé.

Enhorabuena a los organizadores !!



jueves, 14 de octubre de 2010

Buceadora Pin Up

Con tacones para bucear !!!

Aqui dejo un producto que llamo mi atención, especial para aquellas mujeres que se consideren fashion victims, porque hasta cuando se va a bucear se puede ir fashion. Les presento las aletas de tacon de Jean Paul Gaultier, las podemos encontrar en diversos colores.

Lo que no logro entender es como alguien podria querer comprar esto si ya resulta dificil caminar con unas aletas normales, con tacon dudo que sea mucho más fácil y como para salir de fiesta a menos que sea de disfraces dudo que haya conjunto con el que combinarlas. ¿Qué opinan ustedes?

http://blog.securibath.com/2009/08/07/moda-aquaticatacones-para-buceo/

martes, 12 de octubre de 2010

Ernesto Milà y sus "ultramemorias"

Leo a Ernesto Milà, escritor, editor, agitador, "plasta intelectual" como el mismo se autodenomina, desde los años setenta con su "ofensiva neofascista" libro que más que leer, devoré y casi devocioné durante años... 40 años después sigo leyéndolo... Lo que quizás diga muy poco de mi y mucho de Ernesto, que ha escrito miles y miles de esas armas poderosas que son las palabras, cientos de dardos en forma de artículos y decenas de esos artefactos bélicos de destrucción masiva que son los libros....
Su prosa acerada, su ironía, su formación ideológica, sus militancias, sus conocimientos sobre el mundo de las sectas, los sectarios y los conspiracionistas de todo pelaje y condición, sus análisis, sus recuerdos y sus memorias han sido fuente de inspiración para varios artículos míos y me han hecho reír, sonrojarme y a veces casi llorar de rabia e impotencia y, sore todo, darme cuenta de que una de las cosas que más valoro a estas alturas de mi vida es el tiempo. El tiempo perdido en quimeras vanas que Ernesto ha sabido reflejar con su estilo habitual y de estar a la vuelta del camino como don Pio Baroja tituló sus memorias.


Aquí os dejo un párrafo Ernesto Milà que resume años de militancia y con el que me identifico plenamente:
Nuestro error consistió, fundamentalmente, en enfrentarnos a la Bestia -los Estados modernos- y a sus lacayos -marxistas en la época y liberales de todos los pelajes- y creer que existía una posibilidad de vencerla. Olimos su fétido aliento, nos cubrió con su baba ardiente y nos barrió. Durante años fuimos apestados. Bastaba que alguien recordara que habíamos militado en la extrema-derecha para que se justificara cualquier marginación. El año pasado, un periódico, El País, se creyó en la obligación de recordar nuestra pasada afiliación a la extrema-derecha solo para torpedear al periódico de la competencia con el que colaboraba. Nos enfrentamos a la Bestia y perdimos; en realidad, no teníamos ninguna posibilidad de vencer. Para algunos de nosotros, el combate valió la pena: tuvimos experiencias humanas de una intensidad inigualable y comprendimos algunas frases de Jünger en Tempestades de Acero o de Evola en Cabalgar el Tigre. Dado que militábamos en lugares extremos, parte de la militancia que acudía era también extrema: conocimos seres de una bajeza y vileza infame, pero también y sobre todo, tuvimos la suerte de relacionarnos con monumentos de austeridad y valor, heroísmo y entrega. Los años de lucha política nos transformaron como el crisol y el atanor transformaban la materia prima de los alquimistas. Gracias a los años de militancia encontramos nuestra verdadera vocación que nada tenía que ver con la política.


Me entra un especial regocijo cuando me siento a leer cosas suyas. Os recomiendo las "ultramemorias" a todos aquellos que un día pisamos el asfalto como soldados urbanos y nos lo acabamos comiendo... Y es que está claro, cualquier tiempo pasado fue... Pasado y perdido como decía alguien que lo buscaba... Pero qué coño, que nos quiten lo bailao !!




domingo, 3 de octubre de 2010

Los crímenes de los "buenos"


Alemania, terror contra terror

Desde 1943, tanto Estados Unidos como la Unión Soviética tenían muy claro que había que castigar a los alemanes una vez se ganara la Segunda Guerra Mundial. Las barbaridades cometidas por los aliados quedan documentadas en un escalofriante trabajo del historiador Giles MacDonogh.

Pero ¿qué ocurrió en Alemania tras la caída de Hitler? Esa pregunta es la que contesta el historiador Giles MacDonogh en una monumental obra, «Después del Reich», que acaba de publicar Galaxia Gutenberg. El ensayo desvela la represión que la población alemana sufrió a manos de los aliados tras el 7 de mayo de 1945, cuando se ponía fin a la Segunda Guerra Mundial. Un país destruido y traumatizado al descubrir la verdad oculta de los campos de concentración padecía una nueva devastación. Como había dicho poco antes de su muerte el presidente Franklin D. Rooselvelt, el objetivo era que «hay que enseñar al pueblo alemán su responsabilidad por la guerra, y durante mucho tiempo deberían tener sólo sopa para desayunar, sopa para comer y sopa para cenar».

Un tema tabú
MacDonogh, en declaraciones a LA RAZÓN, explicó que se puede considerar que el tema de su libro «ha sido tabú. No es que no se haya tratado antes. La gente ha escrito sus memorias y hablado en ellas sobre esto, pero existen una serie de elementos que había que barajar para hacer este trabajo». Los datos que menciona son los que se refieren a las violaciones, ejecuciones, pillajes y otros tipos de castigos que, en muchos casos, carecen de una importante falta de documentación. Lo que sí parece claro es que a las cuatro potencias ganadoras del sangriento conflicto “Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Unión Soviética“ no les tembló el pulso para dar un escarmiento a aquellos que habían sido sus enemigos. Eso hizo que incluso se llegaran a reutilizar campos de concentración, hasta algunos de los más brutales, como Auschwitz, Dachau o Bergen-Belsen.

Divisiones morales
A ello se sumó que más de 16 millones de civiles fueran expulsados de sus hogares por algunas de los países aliados. MacDonogh reconoce que «los alemanes cometieron enormes atrocidades y en extraordinarias cantidades durante la guerra, pero parece que queremos mantener siempre la idea de que dos fallos hacen un acierto. En ocasiones los aliados habían perdido su base moral al cometer aquellos actos y por algunos de los juicios que tuvieron lugar, especialmente por el tratamiento que se les había dado a los prisioneros, tanto a los criminales de guerra como a los políticos. Incluso existían divisiones morales entre los jueces que no aprobaban los estándares morales que se aplicaban. Es el caso del juez francés en Nuremberg, Donnedieu de Vabres, que tenía ideas incómodas para mucha gente». En el libro, de casi unas mil páginas, se recogen numerosos ejemplos de los excesos cometidos en toda la Alemania liberada de la opresión nazi. La periodista Margert Boveri llegó a comparar el Berlín de mayo de 1946 con el saqueo de Roma, constatando con resignación que «sólo ahora, al observar lo que se están llevando los rusos, podemos ver lo ricos que éramos». En una estimación a la baja, MacDonogh sostiene que el número de berlinesas violadas, sobre todo por los soviéticos, se sitúa en 20.000. El exceso acabó siendo algo corriente, propiciando una especie de humor negro resumido en una popular frase alemana: «¡Mejor un Iván en el vientre que un americano en la cabeza!». Las consecuencias de los abusos sexuales desembocaron en suicidios, embarazos y enfermedades. En 1946 se calculó que uno de cada seis niños nacidos fuera del matrimonio tenían padres rusos. La «desnazificación» fue otro de los ejes de esta política, incluso para los alemanes que habían participado en la conjura para asesinar a Hitler. Uno de los casos más curiosos es el de Charlotte von der Schulenburg, cuyo marido, Fritz, fue ejecutado tras conspirar contra el dictador. Ella no pudo cobrar su pensión de viudedad hasta 1952 por ser un jerarca nazi, aunque díscolo. El historiador está convencido de que muchas de las barbaridades cometidas contaban con el visto bueno de los máximos superiores. «Stalin sabía todo lo que estaba ocurriendo y él decía a sus soldados: “Chicos, necesitáis divertiros un poco”. Pensaba que era como una recompensa para sus hombres. Respecto a los franceses, en términos de atrocidades, por ejemplo, desconocemos si fueron sancionados por lo que hicieron en Stuttgart. Las barbaridades de los estadounidenses eran a muy pequeña escala, tal vez consecuencia de una falta de disciplina. Los ingleses, por su parte, eran un ejército profesional y no se sobrepasaron».El responsable de «Después del Reich» apunta que las fuerzas militares que liberaron Alemania del nazismo acabaron incumpliendo «la Convención de Ginebra, emplearon a los prisioneros para hacer trabajos forzados. En la mayoría de los casos se puede afirmar que fueron esclavizados». Pero todo estaba dibujado desde hacía tiempo. MacDonogh recordó que en 1943, cuando aún quedaban dos años para acabar con Hitler, «Estados Unidos ya habla de dividirse el mundo con la URSS., por lo que esas atrocidades, ese período de caos que se produjo tras el final de la guerra, se podría haber evitado».Las irregularidades se extendieron hasta el punto de no respetar la legalidad internacional. Por ejemplo, la Unión Soviética se saltó la Convención de Ginebra con los 90.000 presos alemanes de la batalla de Stalingrado. En el libro se explica que de todos esos detenidos solamente sobrevivieron 5.000, y que, además, no regresaron a sus casas hasta 1955. Cuando apareció publicado en Gran Bretaña el documentado estudio de MacDonogh no escapó a la controversia. El historiador lamenta que, pese a que muchos aplaudieron su gran esfuerzo y dedicación, también recibió críticas negativas por hablar de los alemanes que sobrevivieron a Hitler como víctimas. El especialista británico cree que no se acabó bien aquella guerra.

Dresde y la destrucción«No era de esperar escribe Hans Magnus Enzensberger que las mujeres alemanas hicieran mención de la realidad de las violaciones; ni que presentaran a los varones alemanes como testigos impotentes cuando los rusos victoriosos reclamaban a sus mujeres como botín de guerra “según los cálculos más fiables, más de 100.000 fueron violadas en Berlín en las postrimerías de la guerra». Lo afirma en el prólogo de un gran libro: «Una mujer en Berlín» (Anagrama). Un relato escrito en un búnker subterráneo entre abril y junio de 1945. Un relato de aquellos días. «Las mujeres –insiste– resultaron ser las heroínas de la supervivencia entre las ruinas de la civilización». Y es que no sólo sufrieron los aliados. La población alemana también probó la hiel de la guerra, las consecuencias del nazismo. Antony Beevor lo descubría ya en su libro «La caída: 1945» (Crítica). Los soldados rusos se desquitaron de las vejaciones nazis humillando a sus mujeres con violaciones sistemáticas, en grupo. Hubo, incluso, muchachas que optaron por convertirse en «novias» de oficiales soviéticos. Era preferible estar con un hombre a pertenecer a varios. Desde hace unos años se ha subrayado el violento desquite de los aliados. La prueba más evidente es el bombardeo de Dresde. ¿Era necesario ese aplomo? En la ciudad no había material bélico relevante. La excusa fue «quebrar la moral del enemigo». El escritor W. G. Sebald le dedicó un libro enjundioso, que no se puede desechar, a estas campañas aéreas. Escribe: «La RAF arrojó un millón de bombas sobre territorio enemigo, de las 131 ciudades atacadas, algunas quedaron totalmente arrasadas, y unos 600.000 civiles fueron víctimas de la guerra aérea sólo en Alemania». En Hamburgo hubo 200.000 muertos. Las llamas de Dresde se veían a 70 kilómetros. El calor derretía el cristal de las ventanas y la espiral de fuego desencadenó huracanes que absorbían a las personas.
Ficha«Después del Reich. Crimen y castigo en la posguerra alemana», de Giles MacDonogh. Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores. 976 páginas. 30 euros.

Tintín en Mallorca

El encuentro anual de seguidores de Tintín será en Palma en octubre.
La jornada está prevista para el día 31 en La Misericòrdia con un amplio programa de actividades.


C.Domenec Barcelona-Palma 29/09/2010

El sexto encuentro anual de aficionados al cómic de Tintín tendrá lugar el 31 de octubre, por primera vez en Mallorca. La Misericòrdia de Palma acogerá una serie de actividades sobre el personaje del belga Hergé que hasta el momento se habían celebrado siempre en Catalunya. «El encuentro está organizado por la asociación catalana Tintincat y sirve para presentar y poner en marcha todo tipo de actividades del universo de Hergé», explicó Joan Miquel Morey, de la Associació d'Amics i Víctimes del Còmic de Mallorca, que junto al Consell promueven la cita.
«Dos socios de la asociación de seguidores de Tintín, Toni Clar y Julio Moltó, propusieron que el sexto encuentro saliera de Catalunya y aterrizara en Mallorca, aprovechando que ya hemos organizado veinte firetes de Llibres i Tebeos Vells y tres Cómic Nostrum», comentó Morey, quien matizó que «la coincidencia con la Fireta ofrece una plataforma cultural idónea».
En ese sentido, el presidente de Tintincat, Víctor Niubò, aclaró que «el encuentro siempre se ha hecho en una población diferente» y «todos los socios están avisados de que esté año se celebrará en Mallorca y una parte viajarán a la Isla».
El encuentro sobre Tintín en Palma constará de unos 70 puestos de venta. Entre los actos programados destacan los cuenta- cuentos sobre Tintín, un concurso de dibujo y un Trivial gigante sobre el personaje del intrépido reportero. «La mañana [del 31 de octubre] estará dedicada a los más jóvenes, para darles a conocer el universo Tintín, que quizás desconozcan por la invasión manga, mientras que la tarde irá más dirigida a los lectores adultos», avanzó Niubò. Los premios del concurso de dibujo, con estudiantes de centros educativos de Secundaria, serán viajes al Museo de Tintín en Bruselas.
Relatos
El cuaderno de la Fireta se publicará con cuatro o cinco historietas basadas en relatos breves de escritores y periodistas de las Islas, ilustrados por autores de cómics mallorquines. Un dibujante realizará un taller de cómic inspirándose en las enseñanzas de Hergé y se invitará a todos los propietarios de perros foxterrier de Mallorca a un mitin de Milú, el famoso perro de Tintín
La jornada será muy intensa y desde la Plaça d'Espanya hasta La Misericòrdia se propondrá un pasacalle con la comparsa que ganó el primer premio en la pasada Rua de Calvià, inspirada en la secuencia del Carnaval del álbum Tintín y Los pícaros (1976) de Las aventuras de Tintín .
La ponencia de un experto sobre las viñetas de Tintín cerrará el encuentro. Se barajan los nombres del británico Michael Farr, autor del best seller titulado El sueño y la realidad , o el investigador tintinólogo inglés David Baker.

Fotos
Mapa

La comparsa inspirada en el carnaval de 'Tintín y Los Pícaros', que ganó en la pasada Rua de Calvià, participará en la jornada sobre Tintín.
13-02-2010 Última Hora
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...