***

***

domingo, 25 de abril de 2010

"Cansons de sa guerra de Mallorca"

Aquí dejo al alcance del respetable un folletito curioso editado en Mallorca en plena guerra civil. Está escrito en mallorquín "fonético" tal como suena (no normativo) sin normas ortográficas. El autor que firma con un pseudónimo parece ser que no era otro que "Es Mascle Ros" alias a su vez de Jordi Martí Rosselló, autor, curiosamente, de simpatías republicanas antes de la guerra y enemigo acérrimo de Juan March Ordinas, el famoso banquero mallorquín. Al parecer el Mascle Ros tenía muy buenas relaciones con jerarquías de la Falange local por lo que no fue represaliado. El contenido es de exaltación del bando nacional. Podemos datarlo cerca de 1936, justo después del fallido desembarco que el Capitán Bayo en nombre de la Generalitat Catalana intentó en Porto Cristo (Mallorca) y que fue un estrepitoso fracaso y desautorizado como "empresa catalanista" por el propio Azaña.


viernes, 23 de abril de 2010

El libro, ese amigo olvidado


Hoy se conmemora el fallecimiento de Miguel de Cervantes Saavedra y de William Shakespeare, los más destacados autores de lengua hispana e inglesa respectivamente, a lo largo de la historia. Ambos son muy buenos ejemplos para motivar en los chicos el gusto por la lectura de buenas historias, muchas veces más emocionantes que lo que hoy día les brinda la televisión.


El "Día mundial del libro y el derecho de autor" fue formalmente instaurado por la UNESCO en 1995. Sin embargo, los orígenes de esta celebración se remontan al año 1926, cuando en Valencia, España, el editor Vicente Clavel y Andrés propuso dedicar un día del año en homenaje a los libros.


Estaba claro que ese día debía estar relacionado, de algún modo, con el máximo exponente de nuestra literatura: Miguel de Cervantes. Pero al no saberse con exactitud qué día nació (aunque por 4 años se celebró el Día del Libro el 7 de octubre, una de las fechas probables), en 1930 se eligió definitivamente la fecha de su defunción: 23 de abril de 1616.


La tradición se hizo firme en España y comenzó a extenderse: en 1964 lo adoptaron todos los países de lengua castellana y portuguesa, y en 1993 también la Comunidad Europea. Semejantes antecedentes llevaron al gobierno de España (con el apoyo de la Unión Internacional de Editores) a presentar a la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) la idea de proclamar el 23 de abril como "Día Mundial del Libro". La propuesta, junto con el agregado sobre el "Derecho de autor" propuesto por Rusia, fue aprobada unánimemente por todos los Estados miembros durante la 28° sesión de la Conferencia General de la UNESCO. Así quedó definido el 23 de abril de cada año como "Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor".


Claro que para lograr esta aprobación unánime no era suficiente con el homenaje a quien fuera el más ilustre autor de lengua castellana, sino que se ha sumado la notable coincidencia de que también William Shakespeare (el máximo exponente de la lengua inglesa) ha fallecido en esa misma fecha. Y para completar las coincidencias, también el destacadísimo Garcilaso de la Vega (el Inca) falleció el 23 de abril de 1616. Esto explica la unanimidad que se ha dado en cuanto a la adopción de esta fecha, puesto que se trata de dos de las más insignes figuras de toda la literatura universal.


Valga de todos modos una aclaración: si bien Shakespeare falleció en la misma fecha que Cervantes y Garcilaso, no fue exactamente el mismo día, porque por esa época los ingleses todavía tenían su calendario desfasado unos días con respecto al mundo católico, por lo cual Sir William murió con diez días de diferencia (antes o después según diversas fuentes) con respecto a El Manco de Lepanto y el Inca.


La resolución


Se transcribe a continuación la resolución de la Conferencia General de la UNESCO que fija el 23 de abril como "Día del libro y el derecho de autor":


"Considerando que el libro ha sido, históricamente, el elemento más poderoso de difusión del conocimiento y el medio más eficaz para su conservación,"Considerando, por consiguiente, que toda iniciativa que promueva su divulgación redundará oportunamente no sólo en el enriquecimiento cultural de cuantos tengan acceso a él, sino en el máximo desarrollo de las sensibilidades colectivas respecto de los acervos culturales mundiales y la inspiración de comportamientos de entendimiento, tolerancia y diálogo,"Considerando que una de las maneras más eficaces para la promoción y difusión del libro -como lo demuestra la experiencia de varios países miembros de la UNESCO- es el establecimiento de un "Día del libro", con la correspondiente organización de ferias y exposiciones,"Y observando que no se ha adoptado una medida similar a nivel mundial,"Esta Organización suscribe la idea y proclama "Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor" el 23 de abril de cada año, por ser la fecha en que coincidieron, en 1616, los decesos de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega."
(Resolución aprobada el 15 de noviembre de 1995)


Koichiro Matsuura, Director General de la UNESCO, se refirió recientemente a la importancia de esta celebración, en los siguientes términos: "En más de ochenta países, millones de seres humanos se han unido, incluso las poblaciones afectadas por la pobreza y la violencia, para manifestar su adhesión al libro, símbolo de esperanza y de vida. Una de las misiones esenciales del libro es estar al servicio de la educación. Por ello, es necesario disponer de materiales suplementarios que permitan a todos los estudiantes iniciar y mantener una amistad íntima y permanente con la palabra escrita. La donación de libros pertinentes y de calidad a las poblaciones, especialmente a los niños y jóvenes más desfavorecidos, promoverá el gesto de compartir el saber y el conocimiento al mismo tiempo que la comprensión y el respeto mutuo entre los pueblos."


Motivar la lectura en los alumnos


En estos tiempos en que todo lo relacionado con la cultura es tan efímero -sobre todo de la mano de la televisión y las computadoras-, es importante volver a descubrir la esencia de las buenas cosas que hemos ido dejando de lado, para verlas desde su verdadera entidad y no dejar de aprovechar todo lo bueno que nos pueden ofrecer. La reflexión que conlleva el leer tranquilamente un papel no es reemplazable por ningún otro medio. Un libro es mucho más que varias páginas impresas: es el contacto con el conocimiento, con el pensamiento de muchos hombres, con diversas culturas; y puede ser también "una conversación con los hombres más ilustres del pasado" como decía Descartes.Quizás sea bueno poder comprender y transmitir también la gran verdad que se esconde detrás de una risueña afirmación de Groucho Marx: "Encuentro la TV muy educativa; cada vez que alguien la enciende, yo me retiro a otra habitación y leo un libro".


De todos modos, está claro que estamos ante una fecha muy propicia para reflexionar acerca del valor de los libros, que aún hoy en día siguen siendo las más poderosas fuentes de conocimiento; y sin duda, son las escuelas los lugares más propicios para fomentar en los niños el gusto por la literatura y el amor a los buenos libros.


En cuanto a la conmemoración en esta fecha de la importancia del "Derecho de Autor", su objetivo es fomentar el respeto a los derechos de propiedad intelectual, fundamental para la justa continuidad de la producción editorial.Finalmente, y puesto que en definitiva esta celebración no parte sino de un homenaje, proponemos a continuación repasar una breve reseña de la vida de los tres grandes escritores que le dan sustento:


Miguel de Cervantes Saavedra


Se sabe que nació en Alcalá de Henares y que fue el cuarto hijo de Rodrigo de Cervantes y de Leonor de Cortinas, pero su fecha de nacimiento es incierta, aunque se cree que puede haber sido el 29 de septiembre de 1547, día de San Miguel (de ahí su nombre). La única certeza al respecto (dado que se ha encontrado su acta bautismal) es que fue bautizado el 9 de octubre de 1547 en la iglesia de Santa María la Mayor. Miguel de Cervantes y Saavedra fue el más destacado dramaturgo, poeta y novelista español, y el autor de la novela El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, considerada como la primera novela moderna de la literatura universal y el libro más vendido y más traducido después de La Biblia en todo el mundo. La obra de Cervantes reúne todas las corrientes de espíritu renacentista (donde reinan las novelas de base idealista) y contempla todos los géneros narrativos que predominaban en su época. Su mayor aporte fue logrado con El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, impresa en 1605. El éxito obtenido con esta obra lo motivó a publicar la segunda parte (El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha) en 1615. Cuenta las aventuras de un hidalgo que pierde el juicio, acompañado de su escudero Sancho.Cervantes tuvo una vida azarosa y de permanentes penurias económicas y desencantos. Fue reconocido en su época pero su éxito muy efímero. Terminó su última novela "Trabajos de Persiles y Sigismunda" el 19 el abril de 1616. Cuatro días después, el 23 de abril, murió en su casa de Madrid.


William Shakespeare

Poeta, actor y dramaturgo inglés, es considerado como la figura principal del teatro y la literatura inglesa moderna, y uno de los mejores dramaturgos de la literatura universal. Se tienen muy pocos datos acerca de la primera etapa de su vida, pero se afirma que William fue el tercero de los ocho hijos de John Shakespeare y Mary Arden, y nació en 1564 en la localidad de Stratford-upon-Avon (donde también murió). Gozaba de una buena posición económica y se cree que asistió a una escuela de gramática en su adolescencia. A los 18 años contrajo matrimonio con Anne Hathaway, con quien tendría tres hijos. Su vida "pública" comienza alrededor de los 30 años, cuando su carrera como actor iba en pleno ascenso y le otorgaba valiosas herramientas para elaborar sus obras literarias. Entre románticas comedias y tragedias con leyendas, podemos nombrar: La fierecilla domada, Romeo y Julieta, El sueño de una noche de verano, El mercader de Venecia, Noche de Reyes, Hamlet, Macbeth, El Rey Lear, entre muchas otras. William Shakespeare pasó sus últimos años en su ciudad natal y murió el 23 de abril de 1616. Aunque fue siempre admirado en su patria, recién a principios del siglo XIX su obra alcanzó el reconocimiento universal.


Garcilaso de la Vega, el Inca

Fue un escritor y cronista peruano que nació en Cuzco en 1539. Considerado uno de los mejores prosistas del renacimiento hispánico, usaba el nombre de Gómez Suárez de Figueroa. En 1560 viajó a España, donde escribió toda su obra, en la que reúne una cultura bastante especial quechua-española, ya que era hijo de un conquistador español (Sebastián Garcilaso de la Vega y Vargas) y una princesa inca (Isabel Chimpo Ocllo). Ejemplo de este espíritu fue Comentarios Reales (1609), su obra cumbre, en la que refleja la historia, cultura y sociedad del Imperio Inca. Su interés por la historia de América queda demostrando también en la segunda parte de esa obra, que apareció después de su muerte: Historia General del Perú (publicada en 1617). Murió en España el 23 de abril de 1616.

El Día del Idioma


Para los países de lengua hispana, también se había tomado el 23 de abril como Día del Idioma, obviamente en homenaje al autor de "El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha". Esta conmemoración pretende no sólo ayudar a difundir y dar impulso al uso de nuestra lengua, sino promover su sana utilización. Es importantísimo cuidar nuestro idioma, porque es uno de los mayores patrimonios de nuestra identidad. Pensemos simplemente en la alegría que nos produce escuchar nuestro idioma cuando viajamos por un país extranjero en que se usa otra lengua... la identificación que nos produce es inmediata, nos ofrece una indescriptible sensación de compañía, de alivio. No debemos perder esa identidad común que nos da nuestro idioma, y para eso debemos cuidarlo. El idioma va evolucionando, es cierto, pero también se va perdiendo cuando se usa mal. Usualmente utilizamos un bajísimo porcentaje de las palabras que nuestro idioma nos ofrece, y esa costumbre lo va desprestigiando y empobreciendo. Las palabras que desaparecen por su falta de uso es muy difícil que puedan recuperarse. Y con ellas puede desaparecer nuestra identidad. ¡No las dejemos escapar!


Un joven pionero del buceo...




Atendiendo a las estrictas medidas de seguridad adoptadas por el joven buceador para una inmersión de reconocimiento, a instancias, seguramente, de la máxima autoridad materna; al flotador de la conocida marca "Indio" de la que observamos el logo; a la máscara posiblemente Nemrod; así como a la lejanía de la costa y el color chocolate del agua, más los hoteles que se perfilan; casi podríamos aventurar que la foto se tomó en alguna playa de la costa española en plenos años sesenta...


Un auténtico pionero del buceo, posíblemente consumidor de Danone, Bimbo, Nocilla y Tigretón, coleccionista de cromos Vida y Color, jugador empedernido de madelmanes, suspendedor contumaz de asignaturas de la EGB, espectador y seguidor de Valentina, Capitan Tan, Locomotoro y el Tío Aquiles en aquellas tardes de pan con chocolate y Antena Infantil después de la salida del colegio, mascador de chicles Dunkin, y lector de Tintín, Mortadelo y Filemón y 13 Rue del Percebe...

A saber quién será... Y qué habrá sido de él...

viernes, 9 de abril de 2010

Matas mentiroso

Algunos ya lo advirtieron hace mucho tiempo... Desempolvemos la hemeroteca...

Sr. Matas es Vd. un mentiroso

La educación y las buenas maneras no tienen por qué estar reñidas con la claridad, y francamente Sr. Matas, y con todos los respetos personales, que no políticos que Vd. me merece, tras leer la entrevista que le han hecho en el Mundo y sus declaraciones sobre la lengua de la enseñanza, no se me ocurre más que calificarle con la palabra que mejor lo define: Mentiroso.

Es Vd. un mentiroso porque en las pasadas elecciones prometió libertad de elección de lengua en educación, y tres años después los castellano parlantes seguimos igual, es decir sin poder elegir y siendo la lengua vehicular única el Català.

Es Vd. un mentiroso porque sabe perfectamente que mientras esté vigente el decreto de mínimos, que Vds. crearon y que muchos votantes del PP harían bien en leerse, no se podrá estudiar en castellano jamás en estas islas.

Es Vd. un Mentiroso porque sabe que la decisión de los padres o madres en un consejo escolar ni es vinculante al 100% ni es voto de calidad ineludible a la hora de decidir el proyecto lingüístico de centro, de hecho los padres jamás podrán decidir la educación en castellano de sus hijos en ningún centro.

Es Vd. un mentiroso porque dice que la lengua no es, o no debe ser, un objeto de enfrentamiento, cuando Vd. y su partido han usado de ella para atacar al por suerte fenecido Pacte de Progrés y para recaudar votos en las pasadas elecciones, y cuando sabe que fueron muchos los castellano parlantes que les votaron a Vd. y su partido porque no estaban conformes con la elisión del castellano en la administración y en la educación, aunque seamos pocos los que tengamos la gallardía de quejarnos.

Es Vd. un mentiroso cuando dice que quiere que los padres puedan elegir lengua de aprendizaje de sus hijos, y en lustros de gobierno autonómico su partido no lo ha hecho, sencillamente porque que no piensa hacerlo nunca, y cuando las únicas medidas “rebajadas” que Vd. a llevado a cabo de forma “experimental”, en algunos pocos centros y de forma tímida y de tapadillo ha sido el aumento de horas “DE” castellano, y no “EN” castellano, y eso en la etapa infantil y sólo referido al aprendizaje de la lectoescritura, cuando Vd. sabe perfectamente que la ley de Normalización Lingüística, que Vds. pergeñaron, engloba el derecho de los padres a elegir lengua para toda la enseñanza primaria, y no solo en la etapa infantil.

Es Vd. un mentiroso porque jamás ha tomado una medida para la enseñanza o protección o divulgación de las modalidades locales tal y como marca el Estatut, y se han limitado a la enseñanza del estándar català puro y duro.

Es Vd. un mentiroso porque dice que los padres no se implican pero Vd. y su gobierno no dan libertad para elegir porque tienen miedo a que los padres no elijan el català como lengua de enseñanza de sus hijos.

Es Vd. un mentiroso y su partido de paso, porque la lengua sólo les interesa en tanto que les proporcione rentabilidad política y electoral, porque en el fondo son Vds. catalanistas vergonzantes, empezando por Vd. que al parecer es miembro o lo ha sido de la mafia lingüística llamada Obra Cultural (supuestamente) Balear, además de subvencionarla durante años.

Es Vd. un mentiroso porque si de verdad quiere libertad de elección de lengua, la solución está en sus manos, es legal y es fácil, sólo tendría que establecer dos líneas de enseñanza por centro, no en centros segregados, como existen en otras comunidades de España, y que los padres puedan elegir entre una modalidad con lengua vehicular en castellano y con una asignatura de català obligatoria y viceversa, es decir en català como lengua vehicular y con una asignatura de castellano obligatoria. Así de sencillo se garantizaría el conocimiento de ambas lenguas por parte del alumnado y se acabaría con esta polémica que ya dura decenios.

Es Vd. un mentiroso porque mientras algún personaje de su partido (Soraya Sáenz de Santamaría concretamente) ponía recientemente y en este mismo diario el grito en el cielo porque en Catalunya los padres no pueden elegir la lengua en la que quieren que estudien sus hijos, Vd. y su partido aquí hacen lo mismo desde hace años y encima lo revisten de un pretendido “bilingüismo” inexistente.

Ahora bien señor Matas, sus mentiras en el tema de la lengua les van a pasar factura, pues existe ya un segmento de su electorado que no se va a dejar engañar más por sus cantos de sirena. Su credibilidad en el tema de la lengua es nula, búsquese otras reivindicaciones porque está se le ha agotado.


http://www.elmundo-eldia.com/2006/02/02/opinion/1138834806.html


Les eleccions del PP i l’anticatalanisme

Aquesta petita votació dins del si del PP ha estat més important per l’ anticatalanisme del que sembla…

Sense entrar en massa detalls ha quedat demostrat que el PP és catalanista i els seus afiliats també. Ningú dels que votaren a en Bauçà creu de veritat que hi vagi a complir això de la lliure elecció de llengua. Tots saben que no ho farà… Tranquil·litzen les seves consciències i les més radicals del PP fin ara i pus… Tots sabien que Delgado si duria a terme allò que havia promès… Per això no l’han votat majoritariament.

El problema és el següent: L’anticatalanisme duu anys a Mallorca intentant depredar o “recuperar” el vot “pepero” que sempre han pensat que era seu, que era vot captiu, sense cap resultat significatiu.

L’anticatalanisme ha muntat un darrera altre partits i “partidets”, associacions i plataformes (UIM, UPB, Plataforma Llengües, Unió des “Pobble “ Balear; ABE, etc…) , per tal de dur a terme les seves tesis, però no s’enganyaven, sabien perfectament que els seus votants eren els mateixos que els del PP, o això creien, de fet l’anticatalanisme sempre ha pensat que per culpa del PP ells no tenien més que resultats mínims o simbòlics (llevat de UIM que va obtenir un representant, un tal Pascual que desprès els va trair).

Els “peperos anticatalanistes de sempre”, gent que ha estat sempre “ficada” en totes les plataformes i partidets anticatalanistes intentant dirigir-los, han fet campanya per Bauçà !!! Han mostrat el llautó !!! Tot el seu anticatalanisme era pura manipulació !!! Cap convicció real els animava.

Fins ara els anticatalanistes peperos deien: “no podem votar a altres partits perquè no hi tenen possibilitats…” Però és que aquesta vegada no havia que votar a “altres” !!!! Es tractava de votar en el si mateix del seu partit !!! I no ho han fet !!!

Ha quedat clar que només un 30-40% del partit creu de veritat en la opció de lliure elecció de llengua que proposava Delgado. I, també ha quedat clar, que si aquest tant per cent són de veritat anticatalanistes haurien de marxar d’un partit que no accepta les seves tesis de bon grau.

I ara què? L’anticatalanisme, amb la “derrota” d’en Delgado ha estat tocat de mort a Mallorca, perquè el seu “nicho” electoral li ha donat l’esquena totalment. S’Acabat per a ells el pensar que podrien “depredar” els vots “peperos”, al manco no els dels 10.000 afiliats al mateix que han tancat files darrera “l’anticatalanisme light” i falsari en manifestacions de Bauçà i companyia…

Delgado sembla que vol quedar en el si del mateix en “expectativa de miracle”, vol fer de “pepito grillo” quan en Bauçà incomplesqui les seves promeses, que no dubteu que ho farà tal i com ha fet en Feijoo a Galícia. Però això, la permanència en el PP desgastarà a Delgado com a figura política coherent i amb principis, ja que de fet estarà col·laborant amb el catalanisme pràctic que sempre ha duit a terme el PP en aquest darrers vint anys.

Matas ja va re-inventar la “tecnocràcia franquista”dins el PP. Els seus, com no tenien cap ideologia, es varen a dedicar a robar a mans plenes juntament al partit sicilià de na Munar. Els partits que no tenen principis clars, que no tenen ideologies clares són els més propensos a les corrupteles i als corruptes en les seves files. No hi trobareu corrupcions en el PSM o altres partits catalanistes o nacionalistes d’esquerres, perquè tenen una ideologia i uns principis, no hi són en política per robar, estan per dur a terme les seves idees. Creuen en allò que prediquen. I en això són admirables, el “fascio catalanista” com li diuen, és en això “intocable”. Igual que ho és per ara l’anticatalanisme d’en Delgado, i dic per ara, mentre no resulti “tacat” per el seu recolzament a un partit com el PP actual i de sempre que ha resultat darrera aquestes darreres eleccions internes.

Ha quedat clar que el PP balear no és una opció ancicatalanista, mai ho havia estat, però ara s’ha llevat la màscara. Ha deixat amb “so cul al aire” als “popes” del anticatalanisme del “entorn” pepero… Aquells que sempre ho havien “covat” com a un fill una mica boig esperant que canviés de comportament. Els ha deixat desemparats i en entredit. Què pinten ara en un partit que no vol acceptar la lliure opció de llengües i l’anticatalanisme que ells defensen ??

L’anticatalanisme ha de ser clar, deixar-se de figures “eufemístiques”, ha de actuar sense complexes com ha fet en Delgado, però fora d’aquest partit que ja no pot representar una opció anticatalanista creïble. L’anticatalanisme s’ha de fer càrrec que si només el 30 % dels afiliats al PP són anticatalanistes, possiblement només un 30% del seu electorat, dels seus votants, ho sigui. Al Partit Popular només l’importa ara per ara depredar el vot “uemita”. El vot anticatalanista ja no pinta res ni l’importa per res al PP balear, ja ni es molesta en fer-li aclucades d’ull. Al PP balear ni tan sols l’importen les manifestacions anticatalanistes per la llibertat de llengua com la que va fer el Círculo Balear. Mirau Galícia i podeu veure que l’incompliment de les promeses lingüístiques de Feijoo no l’ha importat el més mínim ni l’ha causat el més mínim problema.

L’anticatalanisme a les Balears ha de cercar nous partits, noves persones, noves opcions, nous àmbits, s’ha d’oblidar del PP i el seu entorn per sempre més. Possiblement s’ha d’oblidar de les dretes benpensants que a la hora de la veritat l’interessen més les carreteres, els velòdroms, els teatres d’òpera i omplir-se les butxaques que els principis ideològics o els temes lingüístics…

I per suposat, els anticatalanistes s’han d’oblidar de experiments amb idiomes “mallorquins” inventats i que indueixen a les rialles, i assolir una unitat de llengua amb total i absolut respecte a les modalitats tant i com sigui possible, però sense fer una trencadissa ridícula amb una llengua comú que existeix en valencians, catalans i balears. Podem discutir el nom, podem demanar respecte per a les formes locals, a les famoses modalitats que el PP sempre deia que defensaria i mai ho va fer, però ha de deixar-se de discutir si són la mateixa llengua.

L’anticatalanisme ha de fer oïdes sordes als cants de sirena que du escoltant ja des de fa dos decennis per part del entorn pepero. Ha de trencar amb aquesta genteta, S’ha de renovar o morir totalment.

miércoles, 7 de abril de 2010

El rey burbon y el oso Mitrofán

El rey de algunos españoles, además de ser un trabajador incansable, es aficionado a la caza de osos borrachos, este rap nos lo recuerda.


Los mallorquines odian los pinos



¿Por qué los mallorquines odiamos los pinos?

Un estudio de la UIB recoge las connotaciones negativas (y erróneas) que los isleños asociamos a estos árboles

Amamos las encinas "propias y nobles".

MAR FERRAGUT. PALMA. Los mallorquines odiamos los pinos. Igual alguno no se había dado cuenta, pero, en general y aunque sea en el fondo del subconsciente, en la mente de los isleños vive un sentimiento de animadversión contra esta especie de árbol. ¿Por qué? Porque ensucia, porque puede perjudicar la salud de las personas, porque provoca incendios forestales, porque ´degenera´ el paisaje y,
sobre todo, porque es... foraster.




Un grupo de investigación de la Universitat se ha dedicado a recopilar las diferentes connotaciones negativas que los mallorquines atribuimos a los pinos, apoyándonos muchas veces en ideas erróneas, en unas creencias que están tan extendidas que damos cómo ciertas. El trabajo realizado por el grupo Educació i Ciutadania busca además el porqué de esas creencias, analizando cómo se trata el tema de los bosques baleares en los diferentes libros de texto.



"Culpables, inútiles excepto para cuatro jilgueros". Esa es la opinión de los payeses hacia los pinos; opinión que estos investigadores recogieron en un primer estudio elaborado en 1997. Y es que, según concluyó el informe, los hombres del campo mallorquín sólo valoran los bosques que se pueden aprovechar. Pero no sólo los payeses odian los pinos.



Aunque había indicios, los investigadores Jaume Sureda, Rubén Comas y Albert Catalán quisieron comprobar de nuevo la mala fama de este árbol y pidieron ayuda a los miembros de la Xarxa Forestal de Balears, red constituida por personas de distintos ámbitos (agrícola, turismo, enseñanza...) que trabajan con un objetivo común: mantener los valores de los espacios forestales.



A los miembros de esta red se les pidió qué evidencias tenían ellos sobre esta animadversión, qué habían oído comentar a los paseantes de a pie. Prácticamente todos los que contestaron aportaron algún testimonio "deformado o erróneo" sobre el pino.



El más popular: "No son autóctonos". "Son forasters". "Son una especie invasora". "Icona los trajo". "Se introdujeron por la necesidad de madera". El pino, según estos testimonios, tiene la culpa hasta "de los daños del temporal de 2001", porque invadió la estación de otras especies "más provechosas para el ecosistema balear". Otro es más contundente: "El paisaje con el pino se degenera". Esta falsa creencia nace de las teorías de los geobotánicos, que no dejan lugar para el pino cuando hablan del ecosistema idílico (´vegetación clímax´) de las islas.



Otro idea muy extendida es que los malvados pinos no dejan crecer a las bienamadas encinas, algo que los isleños no están dispuestos a perdonar. Se dice que "donde hay un pino no crece nada más". Algunos puntualizan que es porque "emite una sustancia tóxica en las raíces que envenena el suelo". Creyendo que esto es cierto, no es raro que alguno diga que la gestión debería basarse "únicamente" en eliminar los pinos de los bosques de encina y que "todas" las repoblaciones deberían hacerse "con especies diferentes a los pinos".



Y es que el pino no es el demonio, pero casi. De hecho, los isleños creen que estos ejemplares son los culpables de que los bosques estén "sucios", una idea está que un miembro de la Xarxa pone en su lugar al decir que "la naturaleza no es ni limpia ni sucia (...) lo que no estamos acostumbrados a que cada especie ocupe su lugar en el ecosistema y parece que hay demasiada suciedad".



"Son como pólvora". Los pinos no tiran colillas encendidas por la ventana del coche ni se ponen a quemar rastrojos en agosto, pero para muchos (payeses y propietarios de fincas en su mayoría) son los culpables de los incendios forestales. Por si fuera poco, los pinos además traen procesionaria, una plaga que puede afectar a la salud de las personas (asma, urticaria...). Y encima, sus raíces estropean el pavimento y los paseos. Lo mejor es talar el arbol y sanseacabó, insinúan algunos.



Comas, Catalán y Sureda estudiaron cómo se trata el tema en los libros de texto, para ver si es en el instituto donde nacen estas ideas anti-pino. La primera conclusión tras analizar ejemplares de las tres editoriales principales es que el tema del bosque, en general, apenas se trata. El pino aparece mencionado muy pocas veces como árbol típico mallorquín y cuando se le menta se asocia a palabras negativas como "desplazamiento", "imposición", "riesgo", "sequía". Por supuesto, para las encinas –"el bosque más característico del paisaje mediterráneo"– son todo buenas palabras: "Importancia", "propio", "potencia".



En dos de los volúmenes analizados el pino se pone a la altura del algarrobo y del acebuche (ullastre). En Santillana, se enumeran hasta cinco paisajes típicos (desde el carrizo o carritx hasta la vegetación dunar) y del pinar ni mención. En Vicens Vives hablan de que "el ser humano ha alterado mucho la vegetación" repoblando con pinos.



Visto lo visto (que el pino tiene la culpa hasta de la muerte de Manolete) los investigadores aconsejan que se realice una labor educativa para eliminar esas connotaciones negativas y muchas veces erróneas sobre un árbol que, guste o no, representa el 80% de las montañas isleñas. Y es que, concluye el estudio, nos pueden gustar las encinas, pero eso "no justifica el desprecio existente hacia los pinos", que nada nos han hecho.






LOS PINARES: BOSQUES TRANSITORIOS

Los hechos clave que demuestran que la mayor parte de nuestros pinares son comunidades vegetales transitorias, es decir, que si no son alteradas tienden a desaparecer transformándose en bosques de encinas y robles, son los siguientes:


a) Bajo los bosques cerrados de pinos viejos no crecen pinos jóvenes, pero en cambio crecen robles y encinas jóvenes.


b) Bajo los
bosques densos de encinas y robles es muy difícil encontrar un pino joven; si aparece alguno es siempre en lugares que, por uno u otro motivo, han quedado poco sombreados.


En la continua lucha por la luz que tiene lugar en nuestros bosques, a la larga, los pinos siempre acostumbran a ser desbancados por encinas y robles, los cuales forman bosques permanentes si no son sometidos a alteraciones profundas (desbroces, incendios frecuentes...) y el clima no cambia sustancialmente. Los estudios de la variación del polen durante el holoceno (últimos 10.000 años) demuestran que, justo antes de la expansión de la agricultura, los pinos eran mucho más escasos que actualmente.

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:M4ZKt-eGJ8MJ:ichn.iec.cat/bages/pinedes/cpinedes.htm+pinos%2Bfavorecen%2Bcrecimiento%2Bencinas&cd=5&hl=es&ct=clnk&gl=es

viernes, 2 de abril de 2010

Fútbol y procesiones: De palurdos y pasiones

Siempre he pensado que la mayoría del público que asiste, participa y "vive" las procesiones forma parte del mismo espectro humano que los "futboleros"... A saber: palurdos pasionales de escaso raciocinio, poco seso, ninguna coherencia y escasa o nula cultura...
Porque vamos a ver, todos esos miles de personas que participan en el aerobic de paso procesional: arriba, abajo, adelante, atrás, y vuelta a empezar ¿Dónde están el resto del año, los domingos concretamente...? ¿Por qué no están llenando las iglesias todo el año si tan creyentes son? Así pues su pasión cristiana dura una semana... Son como los "futboleros" que siguen, pontifican y opinan de un deporte que muchas veces, las mas, ellos mismos no practican... Fútbol y procesiones: Puro espectáculo de masas...

Los "semanasanteros" son como los "futboleros" que berrean a su equipo e insultan al árbitro, se disfrazan y asisten a los estadios. Los "procesionistas" piensan que berreando a unas imágenes de cartón piedra o madera su dios les va a escuchar... Piensan que acarreando más peso, caminado descalzos, fustigándose disfrazados del Ku Klux Klan su dios les va a escuchar... Piensan que quemando velas, velitas y velones, su dios les va a escuchar... Piensan que no comiendo carne (pescado en cambio si, que se ve que no es tan pecaminoso...), su dios les va a escuchar... Navegan entre lo patético y lo ridículo...
A los "semanasanteros" sólo les falta para demostrar lo que son, hermanastros del gremio futbolero, algún programa radiofónico y algún periódico que narre sus vicisitudes y que dure todo el año y quizás, quién sabe, una liga en la que podrían participar jugando al fútbol con los pasos en alto en una especie de "polo santo" sin caballos pero con burros...

La verdad es que esta semana de "santa" no tiene nada, de charada pseudo religiosa mucho, y encima son aburridas hasta el bostezo... Porque si al menos tiraran petardos, corriera el vino y quemaran los pasos al final como en las fallas... Pero no... Ni eso...

Miseria del anti-nacionalismo

Secretaría General Partido Nacional Republicano Jueves, 1 de Febrero de 2007
«El único movimiento social que no ha fracasado en los últimos siglos es la Nación.»

(Sami Naïr, filósofo y politólogo francés)

Centralidad de la Nación

La forma de vida introducida por la modernidad es la Nación. El mundo entero aparece estructurado en naciones. En los inicios del siglo pasado aparece el fenómeno de los bloques, de modo paralelo al advenimiento del imperialismo. Pero los bloques no “superan” a la nación; son constelaciones de naciones jerarquizadas por las más poderosas de entre ellas.

La realidad política determinante a lo largo del siglo xx no ha sido una lucha entre clases socio-económicas mundiales como pretendía el marxismo, sino los choques entre naciones y bloques de naciones. Esa experiencia muestra también que la “religión” predominante en del siglo xx ha sido la nacionalista, vinculada a otras dos banderas relevantes, la democrática y la socialista, pero primando sobre ellas, poniéndolas a su servicio. Todo permite prever que lo mismo ocurrirá en el siglo xxi, con la novedad de que el integrismo islámico puede ser el ingrediente de algunas naciones en lucha por la supremacía.

En una entrevista concedida en agosto de 2000 a ABC, Pasqual Maragall exponía que «todo el mundo tiene una pertenencia nacional» y que «si concurre la más mínima coherencia, todo el mundo es nacionalista». Él se proclamaba por primera vez, rompiendo un silencio y una ambigüedad de años, «nacionalista catalán en relación con España».

Estamos también quienes anhelamos la existencia de un partido nacional español que sea un partido coherente. Y que, por tanto, sea un partido nacionalista español. Un partido que, además, practique un tipo peculiar de nacionalismo: un nacionalismo democrático y de profundo calado social.

Arqueo-España, seudo-España y anti-España

Salta a la vista la mendacidad del liberalismo anti-nacionalista. Pese a sus protestas, el liberalismo en cualquiera de sus variantes se alinea en espacios estatal-nacionales y es, objetivamente, nacional y nacionalista. Quien hoy, entre nosotros, afirma no sentirse español, sino “ciudadano del mundo”, es en la práctica un partisano del nacionalismo imperialista norteamericano. Quien hoy proclama que es preciso “superar el drama de España” gracias al europeísmo de la Unión Europea, es de hecho un colaboracionista de la dominación nacional alemana y francesa sobre Europa y sobre una España desintegrada. Por lo demás, cuando desde Aznar a Felipe González y desde Guerra a Vidal-Quadras se han negado a definirse como nacionalistas españoles y han rechazado todo nacionalismo, no engañaban a nadie. Con toda razón fueron definidos por Pujol y Arzallus como nacionalistas españoles. Pero eran nacionalistas vergonzantes, preocupados ante todo por “no provocar” al separatismo “democrático”, en la confianza cobarde de que éste se amansaría si se dejase de “mentar la bicha” del nacionalismo español.

La distinción entre lo “patriótico” (bueno) y lo “nacionalista” (malo) sostenida por un sector ultraderechista, sólo es testimonio del carácter pre-moderno de su mensaje. Es el discurso de la paleo-España. La oposición al PNV, ETA, CiU, etc., en nombre de un anti-nacionalismo generalizado, es la calderilla liberal de una seudo-España acomplejada. Entendemos, por el contrario, que la tarea de los patriotas españoles ha de ser hilvanar un discurso nacionalista ultramoderno, republicano y socialista, contra el proyecto conservador liberal de la seudo-España, y contra la ejecutoria desintegradora de la anti-España social-separatista.

Para ello, es saludable que nos apartemos del confusionismo que supone atacar al PNV, ETA, CiU, etc., por ser nacionalistas, sin más, como si esto fuese un improperio. Se les debe atacar por practicar un tipo determinado de nacionalismo: por pretender la destrucción de España en nombre de un nacionalismo irracional, de base racista, que conduce a la tribalización, a la opresión y a un formidable retroceso civilizatorio.

Nación contra nación

En España, la contradicción en primer plano no es la que opone a partidarios del capitalismo con partidarios del socialismo, aunque no pueda excluirse que una cierta conciencia anticapitalista comience a aflorar en los próximos años. Es un conflicto que se sitúa en un nivel previo al anterior. Es el que contrapone a la Nación española unos proyectos nacionalistas fraccionarios de destrucción de su integridad.

Esta contradicción de nación contra nación no es una contradicción “en el seno del pueblo”. No es un conflicto que pueda paliarse y, en última instancia, resolverse por las vías del debate y la contienda electoral. Es una contradicción antagónica. Polariza una hostilidad radical, que sobredetermina a todas las demás contradicciones toda vez que afecta a los estratos existenciales más hondos.

La Nación española es, después del estallido de los Balcanes, el vientre más blando de Europa. Aparece como una realidad fofa, deshilvanada y gobernada por traidores, que trata al enemigo radical y declarado como componente legítimo. Resulta fácil presa de la colonización e incluso invasión extranjera, de un lado, y de la carcoma de unos enemigos interiores ferozmente determinados, de otro.

La nación, antes de definirse por sus elementos físicos (territorio, población, etc.) se manifiesta como hecho de conciencia y de voluntad. Y ocurre que la conciencia de España ha venido perviviendo desde hace mucho como vaga sentimentalidad patriótica de un sector de la población. No expresa la conciencia de una tarea-colectiva-hacia-el-futuro. Persiste más bien como simple patria-recuerdo, frecuentemente lacerado por el sonrojo de anteriores formulaciones. A esto se añade la conjura del sistema en su conjunto para impedir que ese sentimiento pueda ir más allá, dotándose de nuevas formulaciones que le permitan transmutarse en nacionalismo consciente y activo.

Críticas individualistas

Con todo, parece que algo ha cambiado en los últimos tiempos. Como ya ocurrió a comienzos del siglo xx, las chulerías, chantajes y crímenes de los nacionalismos vasco y catalán atizan una incipiente reanimación del sentimiento nacional español, que en un primer estadio ha sido capitalizada fundamentalmente por el PP.

Por otra parte, se constata un fenómeno nuevo: los nacionalismos identitarios, bendecidos durante casi cien años como fenómenos positivos por la izquierda tradicional, han comenzado a ser objeto de críticas. Pero son todavía andanadas disparadas desde las casamatas del liberalismo que se pretenden contrarias a todo nacionalismo. En sus formulaciones más afiladas, han brotado de la periferia vasco-navarra del PSOE y de la periferia catalana del socialismo y el PP. Para estas posiciones, los nacionalistas étnico-lingüísticos son censurables porque tienden a colocar valores colectivos por encima de las libertades individuales. Para un liberal, todo intento de entronizar valores colectivos, sean cuales fueren, no puede significar más que nefando totalitarismo.

Esas críticas han mostrado una muy limitada capacidad de erosión en la máquina de guerra separatista. Incluso las investigaciones honestas que rastrean los orígenes racistas y ultramontanos del nacionalismo vasco o catalán tienen menguada rentabilidad política, porque aportan explicaciones incompletas. Tras estos nacionalismos hay algo más: el afán de pertenencia a un grupo, el acotamiento de ese grupo por la noción de enemistad frente a un enemigo exterior, sin olvidar una función que se solapa con la de la religión. Estas vertientes, que para el liberalismo constituyen horrendas perversiones, reflejan en realidad dimensiones profundísimas, estructurales, de la existencia humana.

El vector liberal de la modernidad ha consagrado el triunfo del tipo humano individualista y economicista y de sus diversos conglomerados, cuya culminación ideal sería la “aldea global”. Pero la Historia nos muestra que ese proceso de globalización mercantil no se desenvuelve de forma lineal. Se abren continuas fracturas a través de las que emergen formas políticas con ciertos rasgos comunitarios, holistas a medias. Louis Dumont las ha calificado de “seudo-holistas”, pues no se desprenden totalmente de los valores dominantes. Ello provoca el frecuente fracaso de esas formas, entre las que se cuentan diversos nacionalismos explícitos. Pero su reaparición no puede ser taponada de modo definitivo por alternativas simplemente individualistas, pues se hacen eco de vertientes esenciales que el liberalismo ignora.

Los nacionalismos conscientes y explícitos proponen un ensanchamiento de las perspectivas del hombre, al aportarle posibilidad de entronque con una obra superior y de más largo alcance que la poquedad de su existencia singular. Ofrecen posibilidad al despliegue de disposiciones sacrificiales y heroicas. Proporcionan una respuesta secular, “horizontal”, al problema de la trascendencia. Aportan cualificación respecto de los demás grupos humanos, con lo que, en la actualidad, el nacionalismo puede aparecer como forma de repliegue friolero en torno a especificidades irrelevantes y frecuentemente retrógradas, pero también como la única bandera de resistencia a la “globalización”, al imperialismo y a su dictadura del “pensamiento único”.

Se impone por todo ello una honradez intelectual que se esfuerce en distinguir a unos nacionalismos de otros.


Tres proyectos nacionalistas

Ante todo está el concepto liberal de nación, que descansa en una disociación estructural entre “sociedad” y Estado y por la subordinación del segundo a la primera. La “sociedad” es un agrupamiento de individuos y grupos de individuos inmersos en una actividad fundamentalmente “civil”, económica y cultural. El Estado se alza como mero utensilio jurídico-político al servicio de los individuos y sus agrupamientos “societarios”, garante del sistema de derechos y libertades de los mismos. La nación se concibe principalmente como “sociedad civil”: una constelación de actividades y relaciones que tienen su epicentro en el mercado. El concepto liberal del Estado de Derecho sirve de palanca para hacer del Estado el instrumento de dicha “sociedad”. Toda la teoría y la práctica del liberalismo se dirigen a la subordinación del Estado a las categorías individualistas contractuales que entretejen el mundo de la economía mercantil.

Por otro lado está el nacionalismo étnico. Entroniza dimensiones colectivas, pero reducidas a formas de vinculación por abajo, frecuentemente vegetativas, cuando no zoológicas, involuntarias y siempre envueltas en lo mitológico. Es la raíz del nazismo, del PNV, del pujolismo y de algunos grupos neofascistas de la actualidad, influenciados por las teorías “etno-diferencialistas” de la llamada Nueva Derecha. Con ellos converge la evolución de gran parte de la izquierda de origen marxista, particularmente la modelada por las teorías leninistas de “autodeterminación de las nacionalidades”. ETA ha significado el paso desde Sabino Arana a Stalin.

La concepción liberal y la étnica aparecen empotradas en la constitución española de 1978. Con el enfoque liberal se ha reducido España a la categoría de un animal invertebrado, a una suma de productores-consumidores y contribuyentes que pueblan un territorio determinado bajo un artilugio llamado “Estado español”. El enfoque étnico ha adosado torpemente al mencionado “Estado español”, con la excusa de diferencias culturales respetables, unos proyectos políticos de índole divisionista, otorgándoles patente de corso sobre zonas enteras, las llamadas “comunidades autónomas” y “nacionalidades”.

Finalmente, está el nacionalismo democrático. Su punto de partida no es el individuo (liberalismo), ni la clase (marxismo), ni la raza o las peculiaridades lingüísticas o culturales (nacionalismo identitario). Es directamente la Nación, entendida como comunidad política de ciudadanos, cimentada en la adscripción voluntaria a principios y fines racionalmente determinados. Este nacionalismo impulsa una forma de unión que mira hacia arriba, por encima de las afinidades primarias. Y opone la noción de “comunidad” a la idea de “sociedad”, una suma de socios. Pero por “comunidad” no entiende tribu, ni rebaño de corderos apretujados ante la cercanía del lobo, ni refugio sentimental en un calor gregario. Desde el prisma de los valores más elevados del legado europeo, concibe a la comunidad nacional como quehacer colectivo capaz de aunar a personas en muchos aspectos diferentes, y a las generaciones, en una misma tarea; capaz de superar la estrechez de unas vidas hoy desparramadas en el consumismo, para instalar a los hombres en un plano en el que pueden adquirir dignidad. Es el de participantes en un combate histórico por el avance de la verdad racional, de la justicia y la libertad como ejes de autovinculación. Se trata de valores universalistas; pero en pos de los mismos, cada Nación tendrá que seguir sus propios caminos y dar lo mejor de sí misma.

Éste es el nacionalismo republicano, que debe desplegarse, por primera vez, en nuestra patria. Supone la única posibilidad de desbloqueo del proceso histórico de racionalización de nuestra convivencia, atascado una y otra vez.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...