***

***

viernes, 20 de marzo de 2009

"Blitz-travel" Cornellà-Mónaco

Una vez más hemos realizado uno de nuestros "blitz-travel" habituales...
El que suscribe y mi amigo y compañero de buceo Vicente, salimos de Palma de Mallorca con intención de visitar la X feria de la Inmersión que se celebraba en Cornellà.

Una vez llegados al hotel, que estaba junto al salón ferial, nos fuimos a hacer un "berenar" en un bar cercano... Allí nos pusimos a pensar qué haríamos todo el día, porque la verdad es que sólo nos interesaba un Stand de la feria, el de la HDSE (http://www.hdses.com) y una conferencia, la de Eduardo Ametlla pionero del buceo en España, que se impartía el domingo.
Y como dos isleños en la península y con un coche tienen mucho peligro, en un pis pas decidimos, a propuesta de Vicente, pegarnos un "saltito" hasta Mónaco, pues este verano pasado durante nuestro periplo europeo, no pudimos visitar el museo oceanográfico: http://www.oceano.mc/ se nos había quedado la "espinita"...

El saltito suponía 765 Kms de ida y los mismos de vuelta... Según el maravilloso "TOM-TOM" que nos acompaña en nuestras expediciones... Pero... ¿Quién dijo miedo?
Salimos a las 10 de la mañana, y tras 7 horas de conducción, unas decenas de peajes, velocidad 120 Kms hora (algunas veces 160 !!!), almuerzo en una gasolinera, por fin llegamos a Mónaco !!! Tras algunas preguntas y unas vueltas llegamos a la "Ville des musees" en la que se halla el famosísimo museo oceanográfico !!! Tal era la prisa que no nos dimos cuenta que desde el aparcamiento al museo había una escalera mecánica... Nos subimos los tres niveles por una larga escalinata sobre el mar y claro acabamos con la lengua fuera...
Lllegamos a las 17,00 de la tarde, sin resuello, pagamos la entrada (12 euros), disponemos de una hora para ver todo el museo !!! Pues en enero, febrero y marzo cierran a las seis...

Pasamos del acuario, ya hemos visto muchos, y nos dirigimos a las plantas "técnicas", pensando que encontraríamos decenas de cosas relacionadas con Jacques Cousteau, su más famoso director y divulgador, y... Nuestra primera sorpresa !!! En todo el museo oceanográfico de Mónaco, no había nada relacionado con él !!! Ni una foto, ni una placa, nada de nada !!! Sólo una maqueta de la Calypso.


Al parecer la familia Grimaldi hace un par de siglos que se dedica a las expediciones y a la oceanografía, y el protagonismo es de y para los representantes de esta monarquía, no de o para Cousteau.

El museo está dividido en tres niveles al público, el más alto es un museo con una parte ictiológica al más puro estilo decimonónico, con bichos en formol y tal... Un celacanto disecado es para nosotros la pieza estrella junto al que nos hicimos las fotos de rigor, un par de maniquís y unos esqueletos de ballena completan la sala.

Aunque interesante, el museo no es nada del otro mundo.


En el segundo nivel hay exposiciones temporales sobre diversos temas. Alguna vez sabemos que se han hecho dedicadas a Cousteau, pero esta vez era sobre expediciones polares... Y las plantas inferiores, a las que no entramos, son las dedicadas a cárcel de peces, perdón acuario !!

Sin embargo, hay una cosa que mencionar, el edificio es precioso !! Es un edificio decimonónico en el que todos los motivos decorativos son marinos. Una caracola tallada en piedra en el nacimiento de una escalera, y una lámpara que imita una medusa son los motivos que más nos llaman la atención.
Así pues tras una horita de visita y pasando por la tienda de "souvenirs" carísima y con poca cosa de buen gusto, eso sí encontramos y compramos unas gorras rojas al estilo Cousteau con el logo del museo, y nos volvemos hacia Cornellá, a donde llegamos a las 2,30 de la madrugada, quedándonos por tanto sin poder asistir a la cena que se había organizado en el foro de buceo.

Al día siguiente fuimos a la décima feria de la inmersión de Cornellá, motivo inicial de nuestro viaje. En resumen: 15 horas de viaje, almuerzo y cena en gasolinera, una docena o más de peajes, 50 minutos de visita real, y una anécdota más que contar...
Aquí tenéis las fotos:



La fira de Cornellá X salón de la Inmersión

A destacar el stand de la HDSE y la persona que lo atendía, Enrique Dauner, de cuya amabilidad, campechanía, y simpatía hay que
dejar constancia.



En el stand se mostraban "joyas" de los inicios del buceo en España, varios reguladores, chalecos, un snorkel metálico de la casa Nemrod comprado en Mallorca en los años 50-60 !!! un descompresímetro y dos escafandras de buzo.


Por cierto, me propuso Enrique probarme una escafandra y no lo dudé ni un minuto !!! Hay que reconocer que cuando te la pones y te cierran la "ventanita" tienes una sensación francamente agobiante...
También estaba el Sr. Juan Torrás, miembro del HDSE y auténtico experto y coleccionista de escafandras.

En el stand conocimos, por fin !!! a Eduardo Ametlla, autor de libros de buceo, de series de televisión, pionero del buceo, y que con 86 años se conserva como un pincel y además sigue buceando !!! También conocimos al sr. Zapata ingeniero de la casa Nemrod.



La conferencia del Sr. Ametlla estuvo amenizada con las anécdotas de toda una vida de aventura submarina, con una película de los años 70 "ánforas y meros" y con el relato de los inicios del buceo en España. Tuvo ciertos momentos emocionantes, y se notó cierta decepción por parte del conferenciante ante el aparente olvido en el que han caído estos pioneros por parte de las instituciones y televisiones.

Una frase de Ametlla me quedó grabada: "no hay que entrar en el mar en son de guerra sino en son de paz", en referencia a la pesca submarina. La verdad es que la conferencia supo a poco !!!


Gracias Sr. Ametllá por todo !!! porque sin gente como vd. no habría buceo en España.

miércoles, 4 de marzo de 2009

50 ANIVERSARIO DE LA OJE

Joer, 50 años ya !!!

Pues nada aquí os dejo una iniciativa de la Hermandad Doncel

a secundar por todos aquellos que un día pertenecimos a la OJE.


Estimados amigos y camaradas:


Como sin duda ya sabréis, el año 2010 celebraremos el cincuenta aniversarios de la creación de la OJE.


Son muy numerosas las iniciativas que están surgiendo en torno al Aniversario y que desde Doncel apoyamos y apoyaremos.


En este caso se trata de intentar conseguir la edición de un sello de correos conmemorativo del aniversario.Ya se ha solicitado al Organismo correspondiente pero la solicitud hay que apoyarla con el mayor número posible de adhesiones. Tanto privadas como de todo tipo de Entidades.


Os pedimos que enviéis todas las adhesiones posibles. Os adjuntamos también un modelo de adhesión pero como se explica en la carta de instrucciones no es no es obligatoria ceñirse al mismo.


Las adhesiones deben enviarse a la Jefatura Nacional de la OJE antes del día 15 de marzo

C/ Poeta Esteban de Villegas, 6.
Madrid - 28014


Os agradecemos de antemano vuestra colaboración
Un saludo
La Junta Rectora

Madrid,17 de febrero de 2009


Querido amigo:

Vuelvo a ponerme en contacto contigo para informarte de que con fecha 16 de febrero, el Presidente del Consejo de la Juventud de España ha pedido a la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos de España ,la edición en el año 2010,de un SELLO DE CORREOS conmemorativo del 50 ANIVERSARIO de nuestra Organización.


A pesar de éste importantísimo paso dado, no se te ocultaran las muchas dificultades que tenemos por delante para conseguirlo. Por ello se hace necesaria la colaboración de todos para recabar con URGENCIA adhesiones a ésta petición de la mayor cantidad posible de Entidades, Organismos, Personalidades de la Política , de la Educación , del mundo de la Cultura , del Deporte ...


Estas adhesiones, cómo indico en el documento anexo que te envió, deberán ser dirigidas al Sr. Presidente de la Sociedad Estatal de Correos, y enviadas a la Jefatura Nacional , para ser presentadas conjuntamente. Es muy importante que esto lo podamos realizar antes del próximo 15 de marzo.


Con mi agradecimiento recibe un cordial saludo


Fdo: Jerónimo Saiz Salas
Guia Nacional de Estudio y Formación
Guia Nacional de Espeleología


LA SOLICITUD:



Sr.D. Sixto Herrera Heredia
Presidente de Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos España
c/ Via de Dublín, 7 6ª planta
28070 MADRID



xxxxx,xx de febrero de 2009

Muy Sr. mio, …………..

DON:

NIF / CIF ……………………………………………………………………………

Enterado/s de la petición hecha por el Presidente del Consejo de la Juventud de España a esa Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, con fecha 16 de febrero del presente, solicitando la edición en el año 2010,de un Sello de Correos conmemorativo del 50 aniversario de la Organización Juvenil Española. me (nos) adhiero (adherimos) a dicha petición……
………………………………………………………………..

lunes, 2 de marzo de 2009

Buceando en el pasado


Nuevo libro sobre arqueología submarina:

Buceando en el pasado Amores, Carlos León
Fecha de lanzamiento: Febrero 2009


Un libro indispensable para reconstruir la historia de la navegación y el comercio marítimo a través de los restos arqueológicos diseminados por todos los mares. Una completa descripción de los naufragios más importantes de la historia, desde los barcos de la Edad del Bronce hundidos en el Mediterráneo hasta los grandes galeones españoles de la Flota de Azogues del siglo XVIII. Crítico con el trabajo de los buscadores de tesoros, el autor denuncia el expolio sufrido por gran parte de naufragios antiguos ante una legislación fácil de sortear. La obra mezcla la información histórica con el anecdotario de lo sucedido durante las campañas de prospección, e incorpora un diccionario de términos náuticos y de construcción naval antigua, así como ilustraciones. Un libro indispensable para reconstruir la historia de la navegación y el comercio marítimo a través de los restos arqueológicos diseminados por todos los mares. Carlos León es licenciado en Prehistoria y Arqueología por la Universidad Autónoma de Madrid. Buceador profesional, ha trabajado como arqueólogo del Museo Nacional de Arqueología Marítima y Centro Nacional de Investigaciones Arqueológicas Submarinas de Cartagena (de 1989 a 1993). Combina la actividad docente y divulgativa (artículos de investigación, libros y conferencias) con su participación en prospecciones arqueológicas y la dirección de diversos proyectos museográficos.

PVP: 19,90 €
ISBN: 978-84-670-3032-7
http://www.espasa.es/Buceando-en-el-pasado,Amores,-Carlos-Le%C3%B3n_2_1828



Mi crítica, tan prescindible como un tampax usado:


Ya me lo he comprado y me lo he leído de un tirón...

Al autor Carlos León Amores se le nota mucho la formación académica universitaria y no tanto la literaria... Me explico: el autor es un "fanático" de la construcción naval antigua porque las referencias son continuas, de hecho el libro tiene un glosario al final, cosa que se agradece mucho para los que como yo sólo conocemos proa y popa, porque las referencias "marineras" son constantes. El autor se engolfa en explicaciones sobre la construcción de los barcos, pero sacrifica los aspectos humanos de la aventura arqueológica submarina.
Los dibujos sobre modelos navales de la antigüedad son muy buenos. Me ha encantado enterarme que los barcos de la antigüedad clásica tenían achicadores !!!! y encima con un dibujo y explicando el funcionamiento !!! Por cierto las ilustraciones son muy didácticas.


A Cousteau lo menciona tres veces en todo el libro... jajajajajajaja


Aunque me lo he leído de un tirón, en una noche, lo único que encuentro a faltar es un poco de "aventura", de mayor anecdotario sobre las expediciones, algo más de literatura vamos... Supongo que el espacio limitado acentúa ese aspecto... El autor se ha quedado corto, los capítulos son casi telegráficos... Apuntes sobre naufragios que se deben suponer conocidos por el lector... Es un libro de divulgación histórica escrito por un historiador/arqueólogo, no esperéis encontrar anécdotas aventuriles al estilo de un Ribera, o un Cousteau...

Y si lees la biografía del autor que se ha pasado la vida de pecio en pecio, de expedición en expedición, podría haberse extendido en el tema humano porque parece un tipo de vida aventurera envidiable... Lo he escuchado en la radio y el colega da para horas de charla... ha tenido una vida apasionante... Cosa que paradójicamente no se traduce demasiado en su libro...

El autor pone verdes a grandes buscadores privados de barcos hundidos, arremete continuamente contra los "expoliadores" (para mi son "coleccionistas privados" ), pero no dice nada de la desidia de las "instituciones" a la hora de subvencionar las expediciones arqueológicas de los pecios localizados... En un capítulo menciona que por "problemas administrativos" en las instituciones se tardó dos años en iniciar una campaña arqueológica... Y el pecio estaba a dos metros de profundidad al lado de una playa !! Con eso está dicho todo...

Un libro recomendable como una obra de divulgación sobre arqueología y centrado sobre todo y casi totalmente en la construcción naval. Los buceadores amantes del tema naval disfrutarán con su lectura y los neófitos, como yo, también.

El último capítulo del libro es, además de pedante, elitista y ciertamente "divino-estupendo", perfectamente prescindible. En el mismo, el autor hace una denostación de los buceadores en general y de los "buscadores de tesoros" en concreto, y desde una posición un tanto soberbia se dedica a criticar al colectivo de buceadores deportivos a los que acusa de esquilmadores de los fondos marinos en las vertientes de fauna, flora y arqueología, afirmando sin rubor que la popularización del buceo autónomo en los últimos 50 años ha hecho más daño a los yacimientos submarinos que los miles de años pasados por los pecios bajo el agua... También critica a los pescadores de arrastre, hay leña para todos...
Cabría recordarle que él mismo y sus compañeros de buceo tan "profesionales" tan arqueólogos" no serían nada si esa popularización que el critica del buceo... Y cabría recordarle que grandes descubrimentos arqueológicos lo han sido gracias a aficionados... Y cabría recordarle que muchos pecios ya habian sido esquilmados incluso un par de siglos antes de que naciera Cousteau... Pero bueno, el chico vive del Ministerio de Cultura y de los yacimientos que le dejan o encargan investigar, es normal que realice esta defensa de los que le proporcionan trabajo... Unas autoridades por cierto que dedican muy poco dinero a campañas submarinas de arqueología...
El autor recuerda con transcripciones literales el articulado de la ley española de patrimonio, una ley muy restrictiva que quizás (pienso yo) sea la causa de que aquel que encuentre algo se calle... El Estado no reparte el botín (al menos no con los ciudadanos), como por el contrario sí se hace en otros lares...
Lo dicho un capítulo quizás tan prescindible como mi crítica al libro, un capítulo que te deja un mal gusto en la boca y que recomiendo se obvie si se compra el libro...
Pese a todo una lectura recomendable.



domingo, 1 de marzo de 2009

Sólo el 25% de los niños con Síndrome de X Frágil están diagnosticados


Sólo el 25% de los niños con Síndrome de X Frágil están diagnosticados

Es una enfermedad de carácter genético y la primera causa de discapacidad intelectual hereditaria


S. CARBONELL


El Síndrome de X Frágil es la causa más común de discapacidad intelectual hereditaria. Se estima que en la población general 1 de cada 4.000 varones y 1 de cada 6.000 mujeres tienen déficits cognitivos debido a este síndrome y que sólo el 25 por ciento de los niños que los sufren están diagnosticados.


Así lo afirmó ayer Encarnación López, presidenta de la Associació Balear de la Síndrome X Fràgil, en el acto de presentación de la publicación ‘Nins amb la Síndrome X Fràgil’, premiada por la Obra Social de Sa Nostra en su convocatoria de ayudas para los proyectos solidarios.


Presentación que contó con la participación del psicólogo de la asociación, Luis Bonilla y del director gerente de la Fundació Sa Nostra, Antoni Sorà.


La publicación presentada ayer es una guía que pretende ayudar a los niños, las familias y los profesores a entender este síndrome y constituye, además, el primer número de la colección ‘Concienciació de la Síndrome X Fràgil’ contando con intervenciones educativas y técnicas de integración.


La causa de este síndrome es la falta de la proteína FMRP, que se debe a la mutación e inactivación de un gen llamado FMR1 que se localiza en un extremo del cromosoma X, de ahí el nombre de X Frágil.


Las características clínicas de las personas que tienen este síndrome de carácter genético abarcan una serie de rasgos conductuales y físicos, más apreciables en hombres que en mujeres.
La afectación incluye retraso mental, problemas de aprendizaje, hiperactividad, falta de atención, escasa comunicación social y, en algunos casos, comportamientos autistas.


Los rasgos físicos de las personas afectadas por esta patología son de intensidad variable haciéndose éstos más evidentes en la cara y las extremidades, pero sin la inmediatez de quienes sufren otra patología muy conocida, el Síndrome de Down.


Los niños con X Frágil tienen falta de sensibilización bucal, deficiencias visuales y auditivas, problemas respiratorios, cardíacos y, en algunos casos, crisis epilépticas, tal y como explica el psicólogo Luis Bonilla.


En la guía, elaborada en forma de cómic, redactada por Rebecca O´Connor, especialista en esta patología, se muestra cómo se comportan los niños que sufren esta patología.


La Associació Balear de la Síndrome X Fràgil, integrada por 29 familias de las Islas, ha editado, gracias a la colaboración de Obra Social de Sa Nostra, 2.000 ejemplares de la guía, de los que 1.000 serán repartidos por correo a centros escolares, centros de educación especial, asociaciones de padres y otros 1.000 de forma directa, a través de los actos en los que participe la asociación.


Proyecto Poseidón

Juan Manuel Gracia Menocal Capitán de la Marina Mercante Es Director del Departamento Marino del Proyecto Poseidón

Para darlo a conocer participó en una tertulia radiofónica titulada "La Arqueología del Siglo XXI", cuyo tema fue la localización y recuperación del patrimonio arqueológico submarino de España y la prevención del expolio. Se trata de "Tiempo de Tertulia", una producción de IBECOM, realizada por EFE/TV y emitida en multidifusión por 225 televisiones locales, digital y cable y por satélite a través de ATEI para Iberoamérica.
España es la "primera potencia mundial" en yacimientos arqueológicos submarinos con galeones y navíos hundidos no sólo en sus costas e Iberoamérica, sino en todo el mundo. Los pecios españoles descansan en aguas poco profundas de todos los mares y océanos. Desde Japón o Vietnam, pasando por Filipinas, Islas Marianas, en las aguas territoriales, sin excepción, de todos los países americanos, en todas las islas del Caribe, en las Azores, en las costas portuguesas y los que están en España. Solamente en el Golfo de Cádiz de 1500 a 1820, hay documentados y cuantificados 720 hundimientos, quizás hay más. De esos 720 hundimientos, desde Tarifa a Ayamonte, hay 170 barcos cargados de "tesoros" que en números aproximados, podrían albergar una carga de veinticuatro mil millones de euros (cuatro billones de pesetas).
Con el nacimiento de la escafandra autónoma popularizada por Cousteau, nace también la arqueología submarina... y la posibilidad de los expolios y saqueos de los buques y galeones sumergidos. El patrimonio arqueológico submarino español es inmenso, interesante no sólo por los utensilios, monedas y materiales preciosos que descansan en nuestros lechos marinos, sino por su valor arqueológico para documentar nuestra historia.
Los barcos sumergidos son cápsulas detenidas en el tiempo, que aportan una información muy precisa a los arqueólogos, del momento de su hundimiento. La tradicional desidia de las administraciones hacia este patrimonio quizá tenga que ver con la confusión de competencias de los ministerios que afectan a los pecios de nuestras aguas territoriales. Hasta ahora eran competencia del Ministerio de Defensa y es claro que Cultura sería quien debiera gestionar lo relacionado con la arqueología submarina.

Existe en la actualidad un proyecto para la clasificación, conservación y puesta en valor de los barcos hundidos en las costas occidentales andaluzas. Es el Proyecto Poseidón.
Para conocerlo mejor "Tiempo de Tertulia" reúne, moderados por el periodista Gonzalo Villanueva, a los siguientes invitados:Don Gonzalo-Millán del Pozo Portillo. Presidente de la Fundación Internacional para la Protección y Difusión del Arte. Director del Proyecto Poseidón. Escritor. Autor de "El Templo de Melkart".Don Juan Manuel Gracia Menocal. Presidente de la Asociación para el Rescate de los Galeones Españoles y de la Fundación pro Academia del Mar. Capitán de la Marina Mercante. Experto en investigación y arqueología submarina.
Doña Rosa Garcerán Piqueras. Catedrática de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. Directora del Master en Gestión del Patrimonio Cultural, del Centro de Estudios de Gestión de la Complutense de Madrid.
Don Carlos León Amores. Licenciado en Geografía e Historia. Especialidad Prehistoria y Arqueología. Buceador Profesional. Arqueólogo del Museo Nacional de Arqueología Marítima y Centro Nacional de Investigaciones Arqueológicas Submarinas de Cartagena (de 1989 a 1993). Ha participado en prospecciones arqueológicas como la del barco romano de Grum de Sal en Ibiza. O el Galeón español Nuestra Señora de Guadalupe en la República Dominicana. Don Manuel Pérez Ruiz. Buceador Profesional. Experto en fotografía Submarina. Ha publicado numerosos reportajes en prensa. Ha sido finalista del World's Underwater Digital Photo Contest. Subcampeón del mundo de fotografía submarina y colaborador del "National Geographic".
J. M. Gracia es Presidente de la Asociación de Rescate de Galeones Españoles, creada en 1996. Está integrada por historiadores, marinos, arqueólogos subacuáticos y simpatizantes con el rescate del patrimonio español hundido en aguas españolas o extranjeras.
Entre los objetivos y actividades principales de esta agrupación destacan:
- Creación de un banco de datos de los pecios pertenecientes a los barcos de la Carrera de las Indias.
- Fomento de la colaboración institucional hispano-lusa, para la búsqueda y rescate de galeones españoles y de sus objetos en el Golfo de Cádiz y la costa de Portugal.
- Elaboración de estudios e informes que faciliten la colaboración de las autoridades españolas con otros países en cuyas aguas se hundieron, entre los siglos XV y XIX, buques españoles.
- Conferencias e intervenciones en los medios de comunicación para sensibilizar a la sociedad acerca del enorme caudal cultural y económico que atesoran los galeones hundidos.
La sede de la Asociación está en:C/ O´Donnell, 46, 5º H28009 MadridTf: 91 409 22 97 / 91 574 66 67 / 91 573 90 04Fax: 91 574 66 57e-mail: a105052@sp-editores.es
J. M. Gracia Menocal también es Patrono de la Fundación Pro-Real Academia de la Mar, Vocal de la Real Liga Naval Española y fundador de la Asociación Española de la Antártida. Está en posesión de varias condecoraciones civiles. Ha dictado conferencias en Bilbao, Madrid, Murcia, etcétera.El día 3 de diciembre de 2004 dio una en el Club Náutico de Eivissa. Entre los asistentes estaban el Capitán de Navío don Mariano Juan y Ferragut, director de la Revista General de Marina, y Juan Manuel Grijalvo.

Entrevista de José Manuel Piña (Hemeroteca del Diario de Ibiza)
Reseña de Julio Herranz (Ultima Hora de Ibiza)

Artículos publicados- La gran aventura del Museo Vasa en Estocolmo (Marina Civil, núm. 48)- El tesoro cultural del San Diego vuelve a España (Marina Civil, núm. 53)- Filipinas...Todos vamos en el mismo barco...

Artículo de Juan Manuel Gracia Menocal sobre el proyecto PoseidónCapitán de la Marina MercanteEs Director del Departamento Marino del Proyecto Poseidón

El Caso Odyssey: España y sus galeones

España, tierra de tesoros

El 'caso Odyssey' ha desenterrado una realidad preocupante: muchos galeones cargados de plata y oro yacen en el Mediterráneo sin protección

TEXTO: JUAN FRANCISCO ALONSO

El patrimonio subacuático está muy descuidado en España.

«No soy un pirata, sino un corsario»

ESTAMOS en 1998, cerca del Peñón de Gibraltar, en la cubierta de un barco de cazatesoros zarandeado por las olas, entre el mar y el océano. El 'Halcón de los mares' ('The sea hawk', como aquella película de Errol Flynn) anda en busca del 'HMS Sussex', un galeón británico hundido el 19 de febrero de 1694 con un importante botín en sus tripas. El velero es una sombra en estas aguas oscuras y agitadas. Pasan dos años y los codiciosos regresan en un buque alquilado en Francia, el 'Minibex'.
«Estuvo atracado en 2000 y 2001 en Sotogrande», recuerda Lorenzo Sarmiento, abogado maritimista, periodista, escritor, un imán tenaz tras los cazatesoros de la Odyssey durante estos últimos años.Vuelan las hojas del almanaque. Estamos en 2001, y la Odyssey Marine Exploration obtiene un permiso del Gobierno español para hacer una prospección y localizar el 'Sussex'. Pero el 'Minibex' intenta ir más lejos de lo que el documento le autorizaba, y el Gobierno, que había recibido más de una crítica por aquella visa, dice basta.
La Guardia Civil les expulsa de la zona en 2002. Entre 2000 y 2006, toma el 'Ocean Boomer', y los mismos «barqueros». Al cabo, este invierno, otras dos siluetas, la del 'Odyssey Explorer' y la del 'Ocean Alert'.Dos acuerdos hilvanan, que no cosen, la operación. El primero, entre la Odyssey y la Armada británica para buscar el 'Sussex'; el segundo, una nota verbal (comunicación por escrito, valga el contrasentido, típica del ministerio de Asuntos Exteriores) en la que se autorizaba a «prospeccionar, identificar sin remover arena, siempre con la presencia de arqueólogos de la Junta».La nota verbal resulta un procedimiento «sorprendente» en este caso, porque las competencias arqueológicas las tienen las autonomías. Al parecer, el ROV Hércules, ese robot tan grande como una habitación, removió -sin ningún arqueólogo a bordo- y halló, y no precisamente el 'Sussex'.
El cargamento fotografiado tras su viaje a Estados Unidos tenía el aspecto de una esquina de la cueva de Alí Babá: diecisiete millones de toneladas de oro y plata valoradas en quinientos millones de dólares, quizá sacadas de algún lugar entre Estepona, Gibraltar y Sotogrande, según delata el satélite Aislive escrutado por Sarmiento; en aguas internacionales, según Odyssey.
Estamos cerca de la ciudad romana de Ampurias, en el 'Thetis', el barco desde el que se lanza al agua tres horas cada día Xavier Nieto, director del Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña. «Como arqueólogo me sorprende mucho que el ministerio dé una autorización así», afirma. Aunque, tras pensarlo dos veces, surge un «sentido»: el tradicional abandono en el que malvive este territorio de nuestra cultura.
La seguridad llega tarde
«La arqueología subacuática española llega muy tarde -explica-: los países del Mediterráneo empezaron en los años 50; nosotros, en 1981 y ahora estamos peor que entonces. Se crearon cuatro centros, y ahí se les dejó, con una escasísima dotación humana y presupuestaria. Hay menos de una docena de arqueólogos profesionales que trabajen sobre ese inmenso patrimonio, no hay ninguna Universidad que les forme, salvo alguna asignatura cuatrimestral aislada, y existe un evidente problema legislativo.
La ley de 1985, que equiparaba la arqueología en tierra con la del mar, era muy poco realista».
Xavier Nieto dice que la costa andaluza es un lugar excepcional. «En Sevilla se instaló la Casa de Contratación de Indias (1503), y por allí pasaban todos los galeones que venían de América. En cuanto a Cádiz, la entrada a la bahía es muy peligrosa y eso provocaba muchos accidentes».
Gonzalo Millán del Pozo, escritor, curioso, director del Proyecto Poseidón -grupo que pretende proteger el patrimonio cultural subacuático- habla de más de ochocientos galeones hundidos con cargamentos que podrían superar los cien mil millones de euros.
Claudio Bonifacio, cazatesoros, opina que bajo nuestras costas podría haber 800 toneladas de oro y 12.000 de plata, amén de otros tesoros.
¿Negocio o patrimonio?
Un botín inmenso, en cualquier caso. O un patrimonio histórico y cultural, según los ojos que lo miren. Estamos en el Centro Andaluz de Arqueología Subacuática (CAS), en Cádiz. Los ojos de Carmen García Rivera, la coordinadora, no son dos monedas: «Nuestra misión no es recuperar tesoros, sino investigar, proteger y conservar el patrimonio donde está». El CAS cumple este año su primera década, tiempo en el que han tratado de hacer una carta arqueológica rigurosa -por ahora, incluye unos ochenta yacimientos- como paso previo para su investigación.Carmen García Rivera cree que el desarrollo tecnológico debe servir para proteger los pecios y para luchar contra el expolio. Ninguno de estos dos fines se han cumplido en el 'caso Odyssey', si es que su hallazgo se ha producido en aguas españolas. Esta compañía fundada en 1986, que el día 18 duplicó su valor en Bolsa, parece seguir al novelista chileno Francisco Coloane: «Todo lo que se encuentra en el mar, sin dueño, es de uno» ('El camino de la ballena', 1962).
Llegó a los tribunales
Estamos en el despacho del presidente de la Asociación de Rescate de Galeones Españoles: «En España apenas existe la arqueología subacuática. En EE.UU. hay más de veinte empresas dedicadas a buscar pecios», dice. Una de ellas, la de Mel Fisher, quizá el cazatesoros más popular, halló el 'Nuestra Señora de Atocha', que se fue a pique en 1622. Fisher empezó la caza en 1970. Recuperó oro y plata, y algunas de aquellas monedas todavía se venden en su web por entre 1.500 y 3.000 dólares.
Otra empresa privada descubrió los restos del 'Juno', naufragado en 1802. El pleito en los tribunales de Estados Unidos se considera en la Administración española un serio y favorable precedente. El Tribunal Supremo de EE. UU. dictaminó que el pecio pertenecía a España, que nunca había abandonado sus derechos sobre este buque de guerra. En el mismo fallo, se obtuvo la custodia de 'La Galga', otro pecio reivindicado por buscadores de tesoros.
Un decreto firmado por Clinton avaló el nuevo estado de las cosas: cualquier buque de nuestra Armada, dondequiera que esté, pertenece a España.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...