***

***

viernes, 26 de diciembre de 2008

Nins i nines, tintes, plomes i cal·ligrafies...

Les mestres d'infantil de la escola on faig feina han fet un taller d'escriptura, tintes i cal·ligrafia antiga amb el seus alumnes digne de menció per si qualcú s'anima a fer-ho.

Han fet servir plomes d'aus, canyes tallades, i tintes de fabricació casolana.













Aquí us deix unes quantes fórmules i les fotografies de la experiència que ha estat un èxit.




FEIM TINTES PER ESCRIURE AMB PLOMA
TINTA DE SAFRÀ: mesclam uns fils de safrà amb aigua.
TINTA DE REMOLATXA: es capola fins que surti líquid i després es passa per un colador per extreure només el líquid.
TINTA D'OLIVA: es capola fins a extreure el líquid.
TINTA DE SUTJA (Hollín) AMB VI NEGRE: se mescla sutja de xemeneia o bé es capola carbó i es mescla amb vi negre.
TINTA DE SUTJA AMB GOMA ARÀBIGA: se mescla sutja o el carbó capolat amb goma aràbiga.
























































Alltres informacions al respecte:

La Pluma

Con el advenimiento del Cristianismo y el interés en difundir las enseñanzas y la doctrina, fue en aumento la necesidad de escribir documentos religiosos.
Los signos gráficos fueron reduciendo su tamaño y se realizaban libros en rollos de papiro escritos con plumas de caña (el papiro se usaba desde 3000 años antes de Cristo en Egipto); posteriormente, alrededor del Siglo II antes de Cristo, dejaron el lugar a los libros realizados en pergamino o vitela ( tipo de pergamino hecho a partir de pieles de cabras, corderos y terneras jóvenes) escritos con plumas de cálamo.


Los cálamos se realizaban con plumas externas de las alas de las aves; las preferidas y de mayor valor, eran las de pato, cisne, cuervo o pavo. Los cálamos de aves grandes son de mayor espesor y resultaban más fáciles de sujetar.Se sabe que se usaban estas plumas alrededor del Siglo VI después de Cristo, debido a alusiones realizadas por el teólogo español San Isidoro de Sevilla.
Hay escritos que dicen que las plumas del ala izquierda resultaban más adecuadas para los diestros, mientras que las del ala derecha eran mejores para ser usadas por los zurdos.


El cálamo se fabricaba endureciendo la pluma mediante calor o disecándola, luego se cortaba la punta, biselándola con un cortante especial (la cortaplumas). El escribiente debía ir manteniendo la punta en bisel, mediante frecuentes cortes.

Al llegar al siglo XIII se comienza a reemplazar el pergamino por el papel, y las plumas tenían puntas biseladas más finas. Y la necesidad de realizar escritos era mayor, por lo que se intentaba inventar algo que no necesitara ser afilado o biselado continuamente; se hicieron intentos de fabricación de plumas de cuerno, de caparazón de tortugas, de piedras preciosas, de bronce (en el siglo XV hay referencias a plumas de bronce -1465- aunque se supone que los romanos las usaban desde tiempo antes). El calígrafo español del siglo XVI, Juan de Yciar, menciona en 1548, las plumas bronceadas para escritos de gran extensión, en su manual de escritura. Su uso no se difundió hasta principios del siglo XIX.

En 1803, el ingeniero inglés Bryan Donkin patentó la primera pluma de acero.
Con esta invención, con la sucesiva implantación de la enseñanza gratuita y pública para la niñez, y con la producción de plumas de acero por parte de los fabricantes ingleses del siglo XIX, William Joseph Gillot, William Mitchell y James Stephen Perry, el cálamo cayó en desuso.
En 1829 aparecieron los plumines de acero, y se popularizaron años más tarde.
En 1884, un agente de seguros de Nueva York, Lewis Waterman, patentó la primera pluma estilográfica con depósito de tinta. Waterman inventó un mecanismo que suministraba tinta a la punta del plumín por capilaridad, haciendo que la tinta fluyese de forma uniforme al tiempo que se escribía. Trajo una gran evolución en la rapidez de escritura, pues permitía escribir sin tener que estar recargándola constantemente. La tinta se alojaba en un depósito en el interior y fluía por el plumín hasta el papel.

En el siglo XX, se fue imponiendo la lapicera estilográfica, hasta que apareció el bolígrafo o birome, que se impuso en el uso popular y diario, por su comodidad, rapidez y economía.

Otras fórmulas de tinta
(ojo materiales "peligrosos" no recomendables para elaborar con niños)

TINTAS NEGRO Y ROJO TEJA. TANINOS


Material necesario:

Doce agallas de roble.
50 mL de goma arábiga.
50 g de sulfato de hierro.
Mortero.
Cazo.
Colador.
Varilla para agitar.
Frasco para guardar la tinta.
Pluma o pincel.

Aplicación Didáctica:
Machaca bien diez o doce agallas en un mortero o con una piedra.
Hierve el polvo de agallas en un cazo pequeño durante media hora.
Retira el cazo del fuego y añade una cucharadita de sulfato de hierro. ¡Cuidado! Es tóxico. Remueve bien.
En otro cazo pon un vaso de agua y dos cucharadas soperas de goma arábiga. Caliéntalo removiendo hasta que se disuelva la goma.
Mezcla la tinta con la goma disuelta.
Cuela la tinta de agallas por un colador muy fino.

Los taninos son sustancias vegetales de carácter ácido y fuerte poder astringente. Además, en combinación con hierro, precipitan y se vuelven negros. Muchos productos de uso cotidiano, como las manzanas o las agallas de robles, contienen taninos. Basándonos en esto, vamos a fabricar tinta para escribir siguiendo estas instrucciones.

Puedes escribir con plumilla o con pluma de ave como se hacía antiguamente, cuando se utilizaba esta clase de tinta. También puedes usar un pincel fino.

Más recetas para fabricar tintas caseras:


Tinta ferrosa (Iron Ink)
Una de las recetas más antiguas para fabricar tintas


  • 10 g de algún tanino
  • 6 g de sulfato ferroso
  • 10 g de goma
  • 200 cl de agua
Tinta de Nogalina


  • Nogalina en polvo cantidad necesaria (para diluir en agua, se compra en madereras).
  • Agua cantidad necesaria.
  • Gotas de goma Arábiga cantidad necesaria
Esta receta da una tinta sepia, de la misma familia que la tinta de nuez, que no es corrosiva, es translúcida y fluye muy bien. La densidad dependerá de la calidad y la cantidad de la nogalina. Dejamos que cada uno experimente y llegue a la consistencia deseada.


Tinta para Cooperplate

Autor: Norman Braun


  • 3 partes de tinta Pelikan 4001 violeta
  • 1 una parte de tinta Mont Blanc roja
  • 10 gotas de goma Arábiga

Esta receta da una tinta amarronada ideal para realizar escritura Cooperplate. También Norman recomienda como ideal, usar como soporte el papel Rodhia.


La tinta


Una tinta de inmejorable calidad era fabricada por el Abate Faria, de la novela de Dumas el Conde de Montecristo, usando un poquito de vino, no más de uno o dos dedos del vaso y algo de hollín. Ah, pero tiene que ser vino tinto, porque son necesarios los taninos que le dan ese color.
El hollín es algo facilísimo de conseguir en el interior de una chimenea que se use con frecuencia; pero como seguramente no es el caso tuyo, puedes conseguir un par de trozos de carbón.Lo único que tendrás que hacer es frotar los carbones para obtener el polvo que se desprenda de ellos. La cantidad dependerá de la consistencia que requieras para tu tinta. En la mezcla del hollín —o el polvo de carbón— con el vino, lograrás espesar la mezcla y a la vez funcionará como fijador.

Cómo preparar las plumas

Lo normal en aquellos viejos tiempos era usar plumas de ave. De pavo real o de avestruz si se era gente adinerada. En tu caso, puedes conseguir una pluma de cualquier pajarraco: gaviota, gallina, paloma o pato. El único detalle es encontrar una que tenga el cañón más o menos grueso y que sea lo suficientemente larga como para sujetarla con el puño.

Con la ayuda de una navaja de precisión (exacto), tendrás que cortar la punta en una diagonal transversal.

Una vez que te haya quedado un ángulo afilado, debes hacer una ranura a lo largo de la caña. Debe partir de la punta y extenderse un centímetro o un centímetro y medio. Este corte tiene el objetivo de que ahí se retenga la tinta y se vaya depositando en el papel al momento de escribir.

Si puedes conseguir un papel viejo o avejentado artificialmente (algo sucio, con manchas de aceite y con los bordes maltratados) o pergamino que aún venden, podrás hacer mapas del tesoro, títulos de nobleza, cartas de amor, sentencias carcelarias o hasta tus memorias.

Y claro, también puedes ejercitar una caligrafía de lo más elegante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...