***

***

viernes, 25 de julio de 2008

ORGULLOSO DE HABER PERTENECIDO A LA OJE

Corría el año 1972 cuando mi madre en uno de esos “puntazos” que la caracteriza y seguramente confundiendo la OJE con los Boy Scouts, me mandó a un campamento de la Organización Juvenil Española.

Se decidió mi querida progenitora a enviarme a mi primer campamento en un emplazamiento de evocador nombre “La Victoria” (por cierto, después descubriría que no se refería a la del 1º de abril del 1939 como muchos pensamos durante años...)

Yo no se en qué pensaba mi madre cuando me envió a un campamento de la OJE... supongo que las reminiscencias de su estancia en Inglaterra le habrían sugerido que aquello era lo más similar a los niñatos del Baden Powell, Boy Scouts creo que se llamaban... y por eso me envió a uno... Aquello fue para mí, con ocho años, un punto de inflexión en mi vida… que dicen ahora…


Yo era, y soy, hijo único, al menos por parte de madre que es lo que cuenta, jamás había estado fuera de casa, y me enviaron de golpe y porrazo a un lugar alejado en medio de un bosque a vivir en tiendas de campaña ¡¡¡

Allí unos “mandos” que rondaban los 16-18 años, nos daban órdenes a nosotros “los flechas”… y sacrificaban su tiempo y vacaciones de forma altruista.




Pero coño, algo cambió en mi ser… Acostumbrado a ir a un colegio de “pijos de mierda”, de los más caros de la isla, y de los peores en calidad de enseñanza, en el que los que éramos pobres estábamos “apestados” y no se nos invitaba ni a los cumpleaños de compañeros; acostumbrado a un colegio en dónde cada recreo era una pasarela de la moda pija a ver quién tenía más "ropa de marca”; acostumbrado a que se fiscalizara hasta la merienda, que tenía que ser “cara” para ser aceptada… en aquel lugar, en dónde los apellidos de mis compañeros de clase eran las páginas amarillas de la industria, banca y comercio local, acostumbrado a aquella mierda de ambiente escolar, que hace que cuando hoy por hoy alguien me habla de que aún se reúne con sus compañeros de colegio me sorprenda enormemente… Porque, aunque yo jamás de los jamases volvería a tener contacto, salvo dos o tres excepciones, con aquella chusma adinerada… ni ellos jamás me han invitado a las fiestas que hacen año tras año… no puedo dejar de envidiar a los que recuerdan su etapa escolar como una etapa feliz, ya que yo la recuerdo como la más aburrida de mi existencia, un lugar discriminatorio, clasista y encima con la sola compañía amistosa de dos o tres compañeros, de economía modesta también.

Pues bien, acostumbrado a lo expuesto llegué a la OJE, allí no había ropa de marca, había uniformes, allí no había “apellidos”, allí había valía personal, allí no había clases sociales, allí había jerarquía ganada por méritos, allí tuve los hermanos y los amigos que mi "fabulosa" vida escolar me había negado. Todo ello influyó a que me sintiera en la OJE como pez en el agua, y supuso un cambio vital extraordinario.

Ser medio “guiri” no me causó jamás un problema, se me consideró “español” "pa lo bueno y pa lo malo" como al resto y ”sanseacabó”, se me predicó igual que al resto en las clases de “formación doctrinal”. Ser "aconfesional confeso" jamás me deparó un mal gesto, al contrario, los “pater” sucesivos que conocí siempre me trataron con especial cariño dada mi condición de no creyente y de hijo de padres divorciados en una España en la que eso era aún una ”novedad”, jamás me obligaron a asistir a una misa, y siempre tuvieron atenciones para conmigo. Eso, aunque actualmente soy ateo, debo reconocérselo a aquellos curas de camisa azul y/o sotana en pleno agosto…

Héteme allí con 10 u 11 años, pantalón corto, boina negra, camisa caqui y un apellido de gran raigambre española: CONNOLLY ni más ni menos... Vamos pa cagarse... Sea como fuera la experiencia marcó un hito en mi vida, jamás había tenido tantos “hermanos” un hijo único como yo... Ni tantos ejemplos masculinos y viriles un niño sin padre como el que escribe, y sobre todo, allí no había que preocuparse por las putas marcas de la ropa que tanto preocupaban a mis compañeros de colegio, allí íbamos todos de uniforme, y era tu valía la que te hacía destacar, no si tu padre ganaba millones o no... Eran tus méritos los que te hacían llevar perifollos, entorchados y emblemas en la camisa y no el dinero...

La verdad es que la OJE del año 1972, ya no era el Frente de Juventudes de la post guerra, pero algo conservaba. Mi conocimiento de la política era nulo, ni sabía porque llevaban camisa azul los mandos, ni había visto en mi vida un yugo y flechas, y mucho menos aquella aspa roja sobre fondo blanco que acompañaban en los mástiles del campamento a la bandera de España, la del "pollo" claro...





Allí aprendí las canciones más guerreras y hermosas que jamás he cantado... Allí empezaron a hablarme de España y de la unidad entre sus hombres y sus tierras por encima de clases sociales o regiones... Allí nos hablaban de un tal José Antonio y su “verbo limpio y claro” personaje que yo no sabía ubicar en la historia y pensaba que era un ministro de Franco o algo así... y Allí... allí me lo pasé de puta madre quince días al aire libre, bajo tiendas de campaña y en lo alto las estrellas... en los que no niego que también sufrí de una añoranza por la primera separación de mi casa, creo que me pasé llorando 5 días seguidos de los 15 que duraba el campamento… Allí y después comencé a salir de “marcha” los fines de semana de todo el año, pero de marcha caminando, al estilo de “San Fernando” un ratito a pie y otro andando, que no bailando en discotecas como hacían mis “compañeros” de clase... Allí se me dieron las primeras responsabilidades, allí se me exigió el cumplimiento de pequeños deberes, allí obtuve mis primeros “galones” de jefe de escuadra, rojos con una vieira en cada uno, allí se me recompensó con un “lucero” por permanencia en la organización (de los 8 a los 16 años)...






Allí hice una promesa pública, la única que he hecho en mi vida, allí aprendí a hacerme un hombre, en todo lo que ello sugiere y supone...







La verdad es que con los años hasta izquierdistas y separatistas manifiestos y confesos que pasaron como yo por la OJE en su juventud lo recuerdan con agrado, y no citaré los nombres... Recuerdan incluso la comida, que muchos imbéciles siempre denostaban y que yo siempre encontré muy buena... claro que en casa las artes culinarias eran tierra ignota...

Si tengo que psicoanalizarme, diría que allí fue donde tuvo lugar mi conversión, allí tuve y encontré el criterio de autoridad que no teniendo padre ansiaba, allí encontré el sentimiento de "hermandad" que desconoce un hijo único. Allí me convertí en lo que soy, sea esto lo que sea... que aún no tengo muy claro lo que es...

Aquella OJE me proporcionó amigos, hermanos, “padres” y grandes irrealizables y utópicos ideales por los que “valía la pena quemar la vida…”


El ansiado carnet que tardó tres años en llegar ¡¡¡
Creo que jamás le agradeceré lo suficiente a mi madre haberme enviado a la OJE, y ella, tan “liberal”, no se arrepentirá jamás tanto de lo mismo, dado las consecuencias vitales posteriores a mi salida de la OJE cuando esta casi desapareció allá por el año 1977… Pero eso ya es otra historia…

Eduardo Connolly

Jefe de la escuadra "Almogávares"


Hogar "Palma"


Círculo "General Barceló"





18 comentarios:

Anónimo dijo...

Ja ho sabia casi tot per tú. M'ha emocionat de veres. I te comprenc perfectament.

Reb una forta abraçada d'un ex-Flecha del "Frente de Juventudes", que també té molt que agraïr-li en quant a passar una bona infantesa i pubertat envoltat d'amics que encara em duren, i de rebre uns principis que encara també trob molt vàlids!

"És de bien nacidos, el ser agradecidos"

Anónimo dijo...

Eduardo: Debo darte las gracias por el momento tan maravilloso que me
has hecho pasar con los recuerdos que has evocado .

Pues tengo que decirte que, una vez vista esa foto, me acuerdo
de ti perfectamente. y recuerdo perfectamente que los tres primeros días te
los tiraste llorando - que yo lo sabia porque me gustaba estar informado
de todos los entresijos del campamento-, y que al cuarto cuando me
acerque a preguntarte si todavia llorabas, tu me contestaste que.." un
poco, pero solo por las noches". Te dije que hariamos fuego de
campamento y que no tenias que llorar. ¿Te acuerdas?. Ahora en lo que no
estoy de acuerdo es en que tu tenias 8-9 años. Tu tenias ya 11 o casi.
Te recuerdo como un chico muy aseado y siempre dispuesto, a veces
con la mirada perdida al principio, pero que diste un gran cambio en
aquellos 20 días que duró el campamento. Bueno , abrazos y hasta otro
día. Aquí tienes un amigo.

Tu jefe de campamento hace casi 30 años ¡¡¡

cousiana dijo...

Me ha gustado mucho encontrarme, mientras navegaba por la red, encontrar tu comentario sobre la OJE. Me alegra saber que hay gente de tu época que le marcase tanto la OJE como tu nos relatas, y que no se averguence de decirlo y relatar su maravillosa experiencia en un campamento de la OJE.
¡¡¡Vale Quien Sirve!!!

Francisco O. Campillo dijo...

Eduardo
Tu relato me ha emocionado así que he decidido incluirlo en un blog que construyo sobre la OJE.
Un abrazo.

Puedes verlo en
http://saliralaire.wordpress.com/

Anónimo dijo...

Me ha emocionado tu entrada. Yo soy Tito Aguilella y dirijo el "Hogar Navarra" de la Oje de Barcelona

Un saludo

Tito
http://www.ojeando2007.blogspot.com/

Capitán Haddock dijo...

Joder, me habéis emocionado con todos vuestros comentarios...

Vale quien sirve !!!!!!!!!!1

antonio dijo...

hola Eduardo,te tuteo porque aunque no te conozco me identifico con tu comentario,yo también estoy muy orgulloso de haber estado en la oje desde 1970 hasta 1978 aprox.me has hecho recordar los campamentos y las actividades que realizabamos, un abrazo desde zaragoza hogar covaleda,escuadra cesaraugusta.vqs

Luis Duque dijo...

me habeis puesto los pelos como escarpias, al recordar con vuestros comentarios, mi paso por 1º el Frente de Juventudes y posteriormente por la OJE de Barcelona Hogar Extremadura mi jefe de Hogar El Guti Camaradas como Manuel Parra,Gabriel Aviles Manel Fernandez, Antonio Humia etc. a mis 63 años no puede que menos que hacer que me corra una lagrima por mis ojos recordando dias de Marchas y Campamentos, gracias a Internet poseo una buena coleccion de Marchas é Himnos de mi época, aprendi primero a ser persona y luego amigo de mis amigos. Seguid invocando a la OJE la cual jamas morirá. Recuerdo con cariño mi paso como jefe del Hogar Navarra, Hogar Virgen del Mar y Jefe Provincial del Grupo de espeleologia SPELUNCA en el Hogar Zaragoza, recibid todos un saludo a nhuestro estilo y ...Vale Quin Sirve....

LUIS DUQUE GARCIA
(ludugar@wanadoo.es)

Luis Duque dijo...

a MIS 63 AÑOS todavía pasan por mi mente momentos felicisimos de mi infancia y mi juventud en el Hogar Extremadura de Barcelona con mi jefe El Guti y mis camaradas Manuel Parra, Manuel Serrano, Antonio Humia el Manel ,ó mi inseparable amigo Gabriel Aviles (QPD)y posteriormente mi paso por el Hogar Navarra como Jefe del Mísmo, ó o por el Hogar Virgen del Mar ó por el grupo Provincial de Espeleología SPELUNCA como Jefe, en fin, fué un orgullo para mí pertenecer a la OJE y espero que los que la rigen actualmente tengan el mísmo espiritu de entonces y aporten la alegria y orgullo que le pusimos nosotros porque ellos han recogido nuestro relevo, un saludo a nuestro estilo...!!VALE QUIEN SIRVE!!

LUIS DUQUE GARCIA

(ludugar@wanadoo.es)

Anónimo dijo...

Saludos a todos, me ha emocionado el comentario, como tú yo he vivido multitud de momentos emocionantes dentro de la organización, me he formado como persona y he encontrado mis mejores amigos en ella, entré en la OJE en 1977, cuando eso no se llevaba, creo que como tu madre, mi padre se equivocó, mas aún teniendo un abuelo capitán del ejercito republicano ... pero bendita equivocación.
Decirles a todos que la OJE sigue viva, no solo en aquellos que la disfrutan en la actualidad en lo multiples hogares que se ditribuyen por España sino en los que como nosotros ocupa un lugar muy destacado en el espacio de los recuerdos.
Soy Canario, y conozco de la existencia de hogares juveniles en Tenerife y en Las Palmas, mi primer campamento fúé en Tamabada (Gran Canaria) y luego en La Victoria (Tenerife) ... la lista sería interminable.
Un abrazo a todos.
VALE QUIEN SIRVE

Anónimo dijo...

Esto de navegar por internet te hace encontar paginas como la tuya donde uno tiene la oportunidad de volver a emocionarse recordando tan bellos momentos.

Como tu yo tambien fui de la OJE y siento el mismo orgullo y agradecimiento. Todo lo que soy que siempre sera mucho mas que todo lo que tengo lo aprendi en el seno de nuestra querida OJE. Recuerdo nuestras consignas, tengo frescas cada mañana en mi nuestra promesa y solo siento el no poder darle a mi hijo la oportunidad de disfrutar de esos momentos.

Somos muchos y todos sentimos lo mismo porque bajo aquellas ciudades de lona España era algo mucho mas nuestro, los sueños eran compartidos y deseados y las estrellas nos llenaron de una mistica que aun hoy bajo este cielo andaluz nos hace tararear nuestras canciones de amor y guerra.
Gracias por cinco minutos de emocion y lagrimas.

javier Saez. Jefe de la escuadra San Fernando. Hogar Claret de Sevilla.

estoy a tu disposcion y de la de todos los que como tu y yo nos sintamos alegres de nuestra juventud en;

jsgalternativo@yahoo.es

Vale Quien Sirve.

Anónimo dijo...

Gracias Javier !!!
Me encanta eso que has dicho que sentíamos España algo más nuestro... Bien cierto era !!
Vale quien sirve y el que no para mando !!! jajajajaj

Luis dijo...

Hola Eduardo tambien estube en el campamento en 1972,pero nuestro grupo estaba compuesto por hijos de emigrantes de Inglaterra,Alemania e.t.c yo particularmente venia de alemania,mandado por mi madre,que tambien estaba divorciada fueron 15 dias maravillosos,aquel sitio me embrujo,de hecho lo he estado buscando y lo encontre el año pasado,menos mal que el Muñoz,Roca y camarilla no han construido nada alli , siguen los mismos eucaliptos y la hermita algo estropeada y abandonada.Eduardo quizas nos hemos cruzado al ir a la cantina o a las duchas,me acuerdo que salia el agua helada y eso que era verano,pero eramos jovenes y vitales,a todo esto tus fotos me han trasportado aquella epoca.Hasta siempre Eduardo.

Allerastur dijo...

Saludar y simplemente decirte que llevo en la OJE desde tu época, tras una ausencia de una década estoy de nuevo en ella, en el que parece será "el quinto grado", el de los veteranos de nuestros años.

Me ha gustado tu reseña y me sumo de esta manera a tus buenas intenciones.

Este verano volveré a disfrutar como entonces y con los Camaradas de nuestra edad, bueno los que estén en la próxima Campaña Nacional de la OJE ya con cierta edad.

Te parecerá raro, pero hay cosas que cambiaron mucho, pero otras siguen como siempre.

Vale Quien Sirve!!!

Anónimo dijo...

Hola Eduardo y los demás. Yo de repente pensé en la Oje y me he puesto a buscar información de lo que es hoy, si es que existe. Pertenecí a ella en Tenerife desde 1973 hasta el 78 creo, que casi se disolvió. Muy orgulloso estoy de ello, tengo muchísimos recuerdos de las 1001 marchas,acampadas y campamentos hechos y unos cuantos amigos que todavía conservo. Saludos a todos.-

Jefatura Provincial de FE-La Falange Cadiz dijo...

R.Abelardo Garcia.
Jefe Provincial de FE-La falange Cadiz.
Jamas de los jamares podre olvidar mis años en la Organización Juventudes Española, en mi camisa Azul tengo no solo mi escudo de Falange también llevo mi escudo de O.J.E dos escudos dos amores enlazado en mi persona.

Antonio José Valverde dijo...

Al leer tu respuesta en catalán, permitidme que recuerde a Don. Ramón Struch Batlle. Tuve la oportunidad de conocerle de jefe de campamento en Santa Maria de Marles siendo flecha. No le olvidaré, fue muy importante para mi.

Anónimo dijo...

Saludos a los antiguos y nuevos camaradas de la OJE, sobre a todo a aquellos nacidos en los 60.Mi primer campamento lo recuerdo con nostalgia y alegria desmedida, veniamos en tren mi hermano Fernando , nuestro vecino Carlos y yo desde Cartagena hasta Madrid ( corria el año de 1970) y nos incorporabamos en Agosto al campamento Juan de Austria en la sierra de Guadarrama.
Eramos flechas rasos, pero yo aproveche y como no me conocia nadie ( excepto mi hermano y vecino) me puse dos galones verdes que me habia confecionado con un tapete y le habia añadido a cada unos su concha dorada , conchas que me habia regalado un renegado del hogar que se habia "pasado". a los scouts......Bueno el caso es que me habia convertido en 10' en jefe de escuadra provincial ( los jefes de escuadra nacionales llevaban la viera sobro fondo rojo), mis dos compañeros de viaje me miraron entre estupefactos y enfadados cuando me vieron regresar al vagon de aquella guisa........Excuso decir que nada mas llegar se chivaron y fui desposeido de mis galones, eso si, mi audacia se vio recompensada por el jefe de campamento quien me distinguio en numerosas ocasiones en las que ademas tuve la suerte de lucirme.
Rodaban un capitulo de la serie "cronicas de un pueblo" y convirtieron el campamento en un plato de TV, no nos gusto nada el tema y boicoteamos al maximo aquel desproposito de actores petulantes y gentes con bigotes y con infulas.
se fueron a la mañana siguiente y no les despedimos a pedradas porque no nos dejaro.............En fin, tantos recueros.........
Vale quien sirve amigos, hoy mas que nunca vigente al maximo!
Un abrazo
Jose Marquez

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...